miércoles, 30 de noviembre de 2016

Una de cada cuatro embarazadas sufre violencia de género en España

La violencia ejercida por la pareja durante el embarazo es un gran problema de salud pública en nuestra sociedad. Es el primer estudio que se realiza en España sobre violencia machista en gestantes.

La particularidad de la violencia de pareja durante el embarazo es que afecta a la mujer pero puede tener consecuencias en el bebé que espera, ya sea de forma directa, por los golpes que la mujer pueda recibir durante este periodo, o indirectas debido a los efectos en el feto que puedan tener los problemas de salud de la madre como consecuencia de los golpes que reciba, el estrés causado por el maltrato o algunos comportamientos poco saludables de la mujer debido al maltrato.

Este estudio se justifica ante la falta de datos relacionados con la violencia que sufren las mujeres durante el embarazo en España y la amplitud e importancia del problema en los países de nuestro entorno donde se ha estudiado.

Casilda Velascos es una matrona andaluza que ha decidido calcular lo que escuchaba entre parto y parto. Su tesis doctoral es el primero estudio sobre violencia machista en gestantes que se ha realizado en España. La tesis se llama "Violencia de pareja durante el embarazo en mujeres que dan a luz en hospitales públicos de Andalucía".

Casi una de cada cuatro mujeres (22,7%) sufre agresiones de género verbales, físicas o sexuales durante el embarazo.

En el informe, obtenido sobre los testimonios de 779 mujeres, 26 de ellas contaron haber recibido bofetadas y empujones; 28 revelaron también puñetazos, patadas, heridas y dolor; 14 admitieron palizas, quemaduras o fracturas de hueso. Las embarazadas hablaron de tirones del cabello, lanzamiento de objetos, golpes en el cuerpo, sobre todo en el abdomen.
El perfil sociodemográfico desvela que ni la edad ni la nacionalidad están relacionadas con esta violencia.