miércoles, 9 de noviembre de 2016

España desciende veinte puestos en la clasificación de igualdad en salud entre mujeres y hombres

Si en 2006 la clasificación de países mundiales, con respecto al progresivo cierre de la brecha de desigualdad entre hombres y mujeres en cuestiones sanitarias, situaba a España en el puesto 71, un nuevo informe del Foro Económico Mundial (WEF) evidencia el descenso del país en veinte puestos en esta clasificación para 2016, hasta el puesto 91.

Esto no implica necesariamente que España haya retrocedido en este aspecto o que la desigualdad sea grande. De hecho, el informe sitúa entre 0 y 1 esta brecha, donde 0 es “desigualdad y 1 es “paridad”, aunque en el caso de la salud este techo sube al 1,06. España posee un 0,973 de puntuación en esta ratio, por lo que estaría muy cerca de alcanzar dicha igualdad.

Sin embargo, este descenso de veinte puestos sí que evidencia que, aunque se esté cerca del objetivo, otros países avanzaron más rápidamente en la implementación de medidas para que la brecha desaparezca.

Factores analizados por el WEF

Los factores que contempla el WEF para determinar esta ratio son el número de niños nacidos vivos por cada cien niñas nacidas y la diferencia de esperanza de vida -con buena salud, no completa- entre hombres y mujeres. La ratio que se señala en el primer caso es de 0,935 y de 1.06 en el segundo -con 75 años de supervivencia saludable para las mujeres y 71 años para los hombres-.

Por otro lado, realiza otro análisis más detallado de la salud de mujeres y hombres en cada país. En este caso, España destaca porque sus mujeres suelen padecer menos enfermedades cardiovasculares -78 mujeres por cada 121 hombres-, menos cáncer -81 por cada 169 hombres- y cometen menos suicidios -dos mujeres por cada ocho hombres-. Por último, destaca que en España sólo cinco mujeres mueren al dar a luz por cada 100.000 nacimientos.

Buen resultado en salud

Según el informe, los 144 países analizados han conseguido hasta ahora acabar con el 96 por ciento de la brecha de desigualdad entre mujeres y hombres en el ámbito sanitario. “Treinta y ocho países han cerrado totalmente su brecha de género en el subíndice Salud y Supervivencia. India, Armenia y China son los países de menor rango. Sólo siete países tienen puntuaciones por debajo del promedio mundial (0.957, ponderado por población) en este subíndice”, reseña el WEF en el informe.

La salud es, junto a la educación, el subíndice con mejores perspectivas. Sin embargo, el 23 por ciento de brecha cerrada con respecto a la participación en política o el 59 por ciento de desigualdad en participación y oportunidades en la economía mundial hacen que el promedio caiga al 68 por ciento, es decir, el mundo tiene un 32 por ciento de las desigualdades entre hombres y mujeres aún sin resolver.