sábado, 19 de noviembre de 2016

El Ayuntamiento abre un proceso participativo para articular "con toda la cidadadanía" un Pacto Social por una Ciudad Libre de Violencias Machistas

La concejala de Igualdade e Diversidade también anunció hoy la puesta en marcha de distintas actividades y acciones de cara al 25 de noviembre, Día Internacional contra las Violencias Machistas, entre las que avanzó la campaña Coruña En Negro, que se centrará tanto en el comercio de cercanías como en las entidades y asociaciones deportivas de la ciudad.

El Ayuntamiento impulsará entre este mes de noviembre y mayo de 2017 un proceso participativo con la ciudadanía para asentar las bases del Pacto Social por una ciudad Libre de Violencias Machistas. "Es preciso conseguir un amplio consenso con todo el vecindario para el rechazo social contra este fenómeno y avanzar hacia la tolerancia cero ante cualquier tipo de violencias machistas, así como promover de forma conjunta modelos alternativos de convivencia", explicó la titular de Igualdade e Diversidade, Rocío Fraga, en rueda de prensa. El proceso participativo que se pondrá en marcha este mismo mes -en el que se celebra el Día Internacional contra las Violencias Machistas- tiene como objetivo "promover la participación, en todas las fases del proceso, de todos los grupos poblacionales implicados, como son mujeres, hombres, familias menores, juventud, entidades vecinales, deportivas, sociales, comerciales, estudiantiles, LGTBQI, así como colectivos diversos".

Este proceso participativo, total y necesariamente abierto a toda la ciudadanía, se desarrollará mediante encuentros, sesiones informativas, talleres y espacios de formación presenciales donde tanto el vecindario como las distintas entidades y agentes implicados darán su opinión de cara a configurar este Pacto contra las Violencias Machistas. Las acciones que conformarán este procedimiento participativo tendrán lugar en distintos espacios municipales (de los que se informará puntualmente) de los barrios de la ciudad, tales como centros cívicos, instalaciones deportivas, espacios sociales o mercados municipales. El objetivo de la Concejalía de Igualdade e Diversidade es poder articular todo este proceso en un período de seis meses. El proceso comenzará con un "proyecto piloto" en un barrio de la ciudad, en este caso Monte Alto, que luego se extenderá a otros distritos y barrios.

El Pacto Social por una Ciudad libre de Violencias Machistas "será el compromiso consensuado con la ciudadanía de adhesión a una estrategia de intervención municipal y a un plan de trabajo conjunto para avanzar hacia una ciudad libre de violencias machistas". "El Pacto Local será el que resulte del proceso participado de la sociedad civil. Habrá unos objetivos mínimos como el rechazo colectivo de la violencia de género o cualquiera otra violencia machista, así como considerar que estas son un indicador de la existencia de un grave problema social que afecta a toda la ciudadanía", comentó Fraga, que explicó que el pacto servirá para, a partir de él, "impulsar iniciativas colectivas de prevención de las violencias machistas". "Quisimos articular esto desde un procedimiento participativo para recoger ideas, necesidades y propuestas concretas de los y de las vecinas de la ciudad", añadió.