miércoles, 15 de mayo de 2019

HABLAMOS DE EDUCACIÓN SEXUAL

¿Qué es la educación sexual? ¿Por qué la necesitan l@s niñ@s y adolescentes? ¿Cuál es el papel de las familias en ella? ¿Y el del colegio o instituto? Invitamos a todas las familias e integrantes de AMPA a conectarse en directo a esta conversación entre una madre y una de nuestras expertas en educación sexual. Porque todas tenemos dudas y queremos lo mejor para nuestr@s hij@s.


Sólo hay que conectarse con el siguiente enlace el día 22 a las 18:30 horas: https://youtu.be/p7G3JeJnDQs
Si te vas a conectar, nos gustaría que nos dejaras un dato de contacto en https://forms.gle/yMTzfMUMayYxyW8D8 para poder enviarte más información.

MuéveteXTusDerechos

Tod@s debemos poder disfrutar de nuestra sexualidad de manera segura y autónoma, sin miedos ni vergüenzas y de acuerdo con nuestra forma de sentir o pensar.¿Quieres actuar para que todas las personas podamos hacerlo? Abrimos un espacio para que desarrolles ideas y proyectos de activismo. Aprende a defender los derechos sexuales y reproductivos, o adquiere nuevas herramientas. 
No lo pienses más y apúntate aquí: https://tinyurl.com/yyvnqnre 

Jornada sobre salud sexual y reproductiva en la cooperación

Será el 28 de mayo con la participación de organizaciones que trabajan en América Latina, África y los campos de refugiad@s en Jordania, que van a abordar buenas prácticas y el papel de la cooperación española.
Tras el resultado satisfactorio de la jornada del año pasado sobre salud y derechos sexuales y reproductivos en la cooperación internacional, la FPFE lidera un diálogo centrado en la cooperación bilateral y el acceso a la salud sexual y reproductiva (SSR) y sus suministros. ONG españolas, francesas e italianas que trabajan en el campo en SSR y planificación familiar van a participar como ponentes en esta jornada, junto con representantes de Alianza por la Solidaridad en Bolivia y Perú, para compartir un análisis comparativo de los programas de cooperación para el desarrollo financiados por los organismos de cooperación de Francia e Italia. Además, el evento contará con la participación de una representante de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF), que pondrá en común un panorama del contexto en el marco del 25 aniversario de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo -ICPD + 25 y de la agenda 2030.
La jornada se celebrará en Madrid, de 10 a 16:30 horas, en la sede Ecooo Revolución Solar.

Inscripciones en: info@fpfe.org

No veas porno de mierda

Cualquier portal de pornografía sabe ya el tipo de vídeos que demando. Sabe si me gusta más el lésbico, los tríos o el sexo explícito con maduritas. Se ha enterado de si acelero para ir justo a las escenas explícitamente sexuales. Dejamos el reguerito de nuestros gustos en cuanto abrimos una .com. Por eso, desde hace semanas, Facebook e Instagram me ofrecen las Stan Smith que quiero por mi cumpleaños. A pesar de que usted no tenga un audímetro, si deja de ver los programas de televisión que le espantan, su ausencia pondera. Su ignorancia respecto a determinada fauna, también, se propaga. Aunque solo sea porque tiene que dejar de hablar del tema con quien lo pretenda. 
Con la pornografía gratuita ocurre parecido. Los análisis de las páginas web a las que entramos determinan el tipo de imágenes que queremos e informan a los implicados para que nos ofrezcan exactamente lo que más nos gusta. Así nos cuelan todos los anuncios que quieran, que es de lo que comen. La pornografía está en nuestra vida. Pero igual que ya no nos creemos las comedias románticas al cuestionar el amor romántico, el consentimiento no se traduce en que una mujer tenga sexo con el primero que se cruza. Y tampoco un hombre, por abrirse la bragueta, provoca que las mujeres se lancen en picado hacia él. Quienes no lo tienen tan claro son los jóvenes. Los mismos que recurren a la pornografía para educarse sexualmente.
Por mucho que la derecha intente colarla como la panacea de la estrategia en educación digital (página 22 del BOE), restringir el acceso a internet no hace que controlemos los contenidos a los que vayan a acceder nuestros hijos. Durante un tiempo sí. El justo para que se interesen aún más por lo que estaban buscando y aprendan cómo acceder a ello burlando la vigilancia. Si alguno de ustedes es padre ya habrá calculado cuánto tardará su prole en ver la pornografía de la que los resguarda. A los 13, los chavales tienen móvil, conexión a internet y wi-fi en la mayoría de los lugares que frecuentan. Se criaron con esas mismas comodidades, usando los smartphones de sus padres. Solo que cuando son prepúberes disponen de sus propios terminales, es cuestión de horas que indaguen qué coño era aquello que no querían sus padres que vieran.
Solo si somos capaces de que sean nuestros hijos los que sientan rechazo por esa basura, habremos ganado.
En 2015 la televisión pública noruega nos enseñó en qué consiste la educación sexual. Pubertet fue la palabra mágica. Agradezco enormemente que algún alma caritativa los subtitulara al español para que cualquier padre interesado en el tema pueda utilizarlos con sus vástagos. Las restricciones de los centros educativos en materia de YouTube hace que un profesor no pueda descargárselos en un pendrive y llevarlo a clase para que sus alumnos aprendan. Así que, crucemos los dedos para que con el nuevo Parlamento, empecemos a encontrar fácilmente series como esta.
Educación sexual en la TV pública noruega.
La importancia reside en el Parlamento y en los diputados que ocupan sus escaños. Y en algunos países, empiezan a ponerse efervescentes al respecto. El año pasado, los socialdemócratas alemanes quisieron impulsar las películas pornográficas feministas, entendiendo como tal las que no humillan a la mujer. Lo del porno feminista ya saben que da para largo. Extrapolemos el concepto de feminista (igualdad entre los dos sexos) y llevémoslo a la pornografía. 
El SPD pretendió educar sobre el consentimiento sexual y propusieron que fuera en el instituto donde se debatiera sobre pornografía gratuita, analizándola: misoginia, machismo y ficción. La propuesta se presentó en el Estado de Berlín. Algo impensable para la conservadora Baviera. Pero fue una propuesta educativa política. Los socialistas del Estado de Berlín se fijaron en Suecia, donde desde 2009 se lleva a cabo este tipo de actuaciones. País, por cierto, con altos niveles de denuncias por violación. En 2015, en Suecia se denunciaron 64,06 violaciones por cada 100.000 habitantes. Cifra que no se percibe en todos los países igual. En muchos, si yo denuncio que mi marido me violó durante dos días seguidos, esa denuncia constará en un único registro. En Suecia, no. En Suecia, eso serán dos denuncias y así con cada una de las agresiones sexuales que se cometan. Todo se contabiliza. Se hace para concienciar a la población de lo que significa vivir en una sociedad misógina.
Porno educativo
Yo le presto atención a lo que dicen los políticos porque su discurso llega a muchas personas; votantes suyos o no. Cuando escuché a Cayetana Álvarez de Toledo preguntar si decíamos 'sí, sí todo el rato', primero pensé en las veces que lo he dicho. Reconozco haberlo hecho. Lo suelto mientras me la clavan y merecen que les celebre el empujón o lo utilizo para que sigan y no se den por satisfechos. Mi comportamiento y mi conversación deberían ser suficientes para que los hombres supieran, sin escuchar consentimiento explícito, si podríamos terminar en una cama. Pero no siempre es así. La violencia sexual entre jóvenes es una realidad. Igual que lo es que se presenta una denuncia por agresión sexual cada cinco horas. Cayetana Álvarez de Toledo es la única diputada del Partido Popular por Cataluña, comunidad autónoma, por cierto, con más denuncias por agresiones sexuales.
No va a quedar otra que enseñarles a distinguir lo que es el porno de mierda, Cayetana. Está en juego tu carrera política.

Una nueva Guía Clínica ayudará a profesionales y mujeres a elegir el mejor anticonceptivo

El IACS ha coordinado este documento
Qué método anticonceptivo puede ser el mejor para cada mujer y qué seguimiento e información debe proporcionar el profesional sanitario a las usuarias. Estas son algunas de las preguntas a las que se da respuesta en la primera Guía de Práctica Clínica (GPC) sobre anticoncepción. Coordinada desde el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, IACS, la guía pertenece al Programa de GPC del Sistema Nacional de Salud, y en ella se ofrece toda la información útil para ayudar en la toma de decisiones de los profesionales.
La Guía de Práctica Clínica de Anticoncepción hormonal e intrauterina ofrece una amplia visión sobre el abanico de posibilidades en el campo de la prevención de embarazos y analiza con detalle las ventajas y desventajas del uso de cada uno de ellos.
Entre otras cuestiones, la GPC pone el foco en las recomendaciones según el perfil de cada mujer, distinguiendo entre las adolescentes, las mujeres en edad reproductiva avanzada, aquellas con sobrepeso y obesidad y cómo abordar la anticoncepción en el periodo de puerperio, es decir, tras el parto.
La guía también insiste en la eficacia y seguridad de cada uno de los métodos, los controles necesarios para el seguimiento de las usuarias y qué opciones son más recomendables en caso de urgencia.
En su redacción han colaborado miembros de la Federación de Asociaciones de Matronas de España, Federación de Planificación Familiar Estatal, Sociedad Español de Contracepción, Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia y Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria.

La identidad sexual puede seguir cambiando con el tiempo, según un estudio

La atracción por el mismo sexo o el sexo opuesto puede cambiar hasta la edad adulta.  Los hombres son más propensos a ser heterosexuales y la sexualidad femenina es más fluida. Una pareja practicando sexo. GTRES Una nueva investigación ha demostrado que las etiquetas tradicionales de 'heterosexual', 'gay' o 'bisexual' no comprenden el rango completo de la sexualidad humana. Y ello, afirma este estudio publicado en el Journal of Sex Research, porque la atracción por el mismo sexo o el sexo opuesto puede cambiar con el tiempo. Este trabajo ha analizado encuestas de alrededor de 12.000 estudiantes y ha encontrado que los cambios sustanciales en las atracciones, parejas e identidad sexual son comunes desde la adolescencia tardía hasta los 20 años, y durante la década de los 20, lo que indica que el desarrollo de la orientación sexual continúa mucho más allá de la adolescencia hasta la edad adulta. Los resultados también muestran distintas vías de desarrollo para hombres y mujeres, ya que la sexualidad femenina es más fluida con el tiempo. 
"La orientación sexual involucra muchos aspectos de la vida, como por quién nos sentimos atraídos, con quién tenemos relaciones sexuales y cómo nos identificamos", explica Christine Kaestle, profesora de salud del desarrollo en Virginia Tech. "Hasta hace poco, los investigadores tendían a centrarse en solo uno de estos aspectos o dimensiones para medir y clasificar a las personas. Sin embargo, eso es simplificar la situación", advierte. Con el fin de tener en cuenta todas las dimensiones de la sexualidad a lo largo del tiempo, Kaestle utilizó datos del Estudio Nacional Longitudinal de la Salud del Adolescente al Adulto, que realizó un seguimiento de los estudiantes estadounidenses entre los 16 y los 18 años de edad hasta los 20 y 30 años. En momentos puntuales, se preguntó a los participantes sobre por qué género se sentían atraídos, el género de sus parejas y si se identificaban como heterosexuales, homosexuales o bisexuales. 
Los resultados mostraron que las experiencias de orientación sexual de algunas personas varían con el tiempo, y las tres categorías tradicionales de 'heterosexual', 'bisexual' y 'gay' son insuficientes para describir los diversos patrones de atracción, pareja e identidad a lo largo del tiempo. Los resultados indicaron que dichos patrones de desarrollo se describen mejor en nueve categorías, que difieren tanto para hombres como para mujeres. Las personas heterosexuales conformaron el grupo más grande y mostraron el menor cambio en las preferencias sexuales a lo largo del tiempo. 
Curiosamente, los hombres eran más propensos que las mujeres a ser heterosexuales: casi nueve de cada 10 hombres, en comparación con menos de las tres cuartas partes de las mujeres. Las mujeres fluyen más Los hombres y las mujeres en el medio del espectro de la sexualidad, así como los de los grupos 'emergentes' de gays y lesbianas, mostraron la mayoría de los cambios a lo largo del tiempo. Por ejemplo, el 67% de las mujeres en el grupo 'mayoritariamente heterosexual discontinua' se sintieron atraídas por ambos sexos en sus primeros 20 años. 
Sin embargo, este número se redujo a casi cero a finales de los 20 años, momento en el cual las mujeres informaron que solo se sentían atraídas por el sexo opuesto. En general, las mujeres mostraron una mayor fluidez en la preferencia sexual con el tiempo. Eran más propensas (uno de cada seis) a ubicarse en medio del continuo de la sexualidad y ser bisexuales. Menos de uno de cada 25 hombres se situó en el medio del espectro; era más probable que estuvieran en uno de los extremos del espectro, ya sea como 'heterosexuales' o 'homosexuales emergentes'. 
Relativamente pocas mujeres fueron clasificadas como 'lesbianas emergentes'. Kaestle explica que el estudio demuestra que la edad adulta sigue siendo un momento muy dinámico para el desarrollo de la orientación sexual. "Los primeros 20 años son una época de mayor independencia y, a menudo, incluyen un mayor acceso a entornos más liberales que pueden hacer que la exploración o el reconocimiento de las atracciones del mismo sexo sean más aceptables y cómodos a esa edad. Y al mismo tiempo, a medida que más personas se unen en relaciones comprometidas a largo plazo según avanza la edad adulta, esto podría llevar a que se expresen menos identidades y atracciones que no coincidan con el sexo de la pareja a largo plazo".

“As crianzas entenden perfectamente a transexualidade”

“Comprobo que a reacción que amosan cara o libro é dobre: descobren un tema descoñecido para elas e algo máis profundo. Atopan na historia a súa propia diferenza”.

Cando publicas un libro, non es realmente consciente de como se está a entender a historia ata que te atopas, por vez primeira, co seu lectorado. No caso de Mamá, quero ser Ziggy Stardust, un lectorado atento, esixente e moi vivo.
O que a min me ocorreu despois dos primeiros encontros con nenas e nenos que leron a historia de Aine, unha crianza transxénero en pleno tránsito, foi que non podía deixar de pensar en Phoebe Buffay; ese personaxe excéntrico da serie Friends que semella saber máis da vida que ninguén ao seu redor. Pensaba, en concreto, nese capítulo en que Phoebe interpreta as súas composicións para a cativada nunha escola. As cancións, en vista dos adultos, falan de temas pouco axeitados para as crianzas. Mais, precisamente por iso, a elas encántanlles, e acaban chamando a Phoebe “a señora que conta as verdades”. Agardo que non se me mal interprete, xamais querería eu crerme á altura da señorita Buffay, pero as súas cancións sobre avoas mortas e homes que aman outros homes teñen algo en común coa ficción que eu escribín: poñen diante da cativada aquilo que ocorre ao seu redor pero que non chegan a entender de todo. Non porque non teñan a capacidade para facelo, senón porque ninguén llelo explica. E as persoas pequenas, por suposto, agradéceno.
Non hai tema grande, senón mentes estreitas; con frecuencia as nosas, as das adultas a as dos adultos. As crianzas entenden perfectamente que é a transexualidade. É máis, diría incluso que a reacción que amosan cara ao libro é dobre: non só descobren un tema bastante descoñecido para elas, senón algo máis profundo. Dalgún xeito atopan na historia a súa propia diferenza, descrita e expresada cunha claridade coa que elas e eles non son capaces aínda de explicarse. E, dese xeito, unha vez entenden a diferenza dos demais e a propia, acéptanse un pouco mellor.
Friends, recoñezámolo, envelleceu mal. Máis dunha vez torcín o bico ante un chiste machista ou algún comentario homófobo nalgún dos seus episodios nos últimos tempos. Con todo, oxalá a miña novela tamén se faga vella axiña. Oxalá os tempos pasen por ela adiantándoa pola dereita, xa que iso significará, agardo, que algo avanzamos. Así, un día, algún ou algunha dos nenos e nenas que agora len o “Ziggy” volverá a el e torcerá tamén un pouco o bico ao ler cousas desfasadas nas súas páxinas. Só pido que, a cambio, sorrían como sorriron cando descubrimos que sabían máis cancións de David Bowie das que imaxinaban. E lembren o ben que iso lles fixo sentir.
Aine contaba nove anos a primeira vez que viaxou cos seus pais de vacacións. Naqueles días, ademais de percorrer a cidade, visitaron unha exposición. Era sobre unha estrela de rock que mudaba de aspecto coma os camaleóns.
Un arreguizo estraño percorreulle o corpo cando se fixou na roupa que vestía, pois non soubo se era de home ou de muller. Emocionouse ao ver que tiña o cabelo roxo, tan semellante ao seu.
Escoitou aquela canción que falaba dun extraterrestre que só quería cantar e bailar e tivo unha revelación: Aine, de maior, sería igual que Ziggy Stardust, un músico marciano que podía ser todo o que lle dese a gana.
Coa axuda de Thomas, o seu inseparable amigo imaxinario, íao lograr.

Las ofertas de las agencias de gestación subrogada en España: otro intento si el bebé muere y elegir el sexo por un plus

"Le garantizamos el éxito o le devolvemos el dinero" es el primer servicio que cita en su página web la empresa Gestlife.

La práctica, prohibida en nuestro país, sí está regulada en otros: estas agencias captan clientes en España y les ofrecen paquetes en los que incluyen este tipo de servicios, más y más sofisticados cuanto más caro es el paquete que contratan 
Entre las prestaciones que incluye en sus programas en Ucrania y Georgia, la agencia Surrobaby incluye una "excursión personalizada" por Kiev, en el primer caso, y por Tiflis "y otras ciudades vecinas", en el segundo.
Le garantizamos el éxito o le devolvemos el dinero. Elegir el sexo del bebé. Reiniciar el proceso en caso de aborto. Compensación en caso de pérdida del útero. Excursión personalizada por Kiev. Es el lenguaje y los servicios que ofrecen las agencias intermediarias de gestación subrogada que operan en España. La práctica, prohibida en nuestro país, sí está regulada en otros: estas agencias captan clientes en España y les ofrecen paquetes en los que incluyen este tipo de servicios -más y más sofisticados cuanto más caro el paquete que contratan- en lugares que van desde Ucrania a Estados Unidos. El PSOE, ganador de las elecciones generales, incluyó en su programa electoral su rechazo a la gestación subrogada y su propuesta de "actuar" contra las agencias intermediarias. Su hipotético socio de Gobierno, Unidas Podemos, no lo incluyó en su programa pero sí se muestra contrario a esta práctica.
Go4Baby es una de las empresas que funciona en España. Ofrece dos tipos de servicios: básicos e integrales en Georgia y Ucrania. Para acceder a uno de los paquetes básicos en Ucrania la cantidad mínima a abonar es de 41.900 euros. Incluye alojamiento y manutención durante dos meses, intentos ilimitados hasta conseguir el nacimiento, un intérprete en la clínica y "reinicio del proceso en caso de aborto", entre otros servicios. A preguntas de eldiario.es, un portavoz explica que ese reinicio garantiza que, en caso de aborto, la madre gestante cobre "una compensación" y la pareja que quiere el bebé "pueda volver a empezar el proceso sin pagar más". En función de la agencia con la que colaboren ofrecen este servicio hasta casi la semana 30 de embarazo, explican. 
Por 8.000 euros más los padres añaden otras prestaciones, como la elección del sexo del bebé, "reducido tiempo entre intentos", o la firma del contrato con la gestante ante un notario. Solo el pack más caro incluye la "compensación por aborto, por pérdida de útero, por mellizos" y el "pago por cesárea". Se trata de cantidades que hay que abonar a la madre gestante en esos casos, según los contratos que se firman. Si no contratas ese paquete y alguna de esas posibilidades sucede, las parejas tendrán que pagarlo aparte. "Si tiene mellizos hay que pagarle más a la gestante, pero si has contratado un paquete que lo incluya ese factor no repercute en los clientes", explican desde la agencia.
¿Qué sucede si en uno de los controles prenatales se detecta una malformación o un anomalía cromosómica? "Si es importante, los padres pueden tomar la decisión de abortar", dice el portavoz de Go4Baby, que se refiere a los "padres de intención", no a la madre gestante. "Otra cosa es si en el nacimiento se produce cualquier problema. Ahí ya no pueden rechazarlo, los padres tienen que asumir que es suyo". 
Para el jurista especializado en Derecho Constitucional Octavio Salazar, este tipo de servicios y lenguaje entran dentro de la lógica en la que se sitúa la gestación subrogada. "Si consideramos que es una dinámica contractual, que como padre intencional lo que pretendes tener es un producto final, se aplica una lógica que es similar a la que se aplica en cualquier contrato mercantil. El problema es aplicar una lógica mercantilista al ámbito de la reproducción humana", dice el autor de la 'La gestación para otros. Una reflexión jurídico-constitucional sobre el conflicto entre deseos y derechos'. 
Preguntados sobre si el lenguaje excesivamente mercantilista o la oferta de servicios como la elección del sexo del bebé no les plantea dudas éticas, la agencia Go4Baby asegura que no. 
Garantía de reinicio
La empresa Gestlife, otra de las agencias que opera en España, va más allá. "Le garantizamos el éxito o le devolvemos el dinero" es el primer servicio que cita en su página web. "En un proceso de gestación subrogada, pueden suceder muchas cosas que dilaten el tiempo, por razones ajenas a su voluntad. Si no conseguimos que usted sea padre antes de 30 meses, le devolvemos el dinero", prometen.
Este despacho de abogados presume de ser la única empresa en ofrecer una "garantía de reinicio" en el caso de que el bebé muera. "Lamentablemente, a partir del séptimo mes, todas las agencias consideran que si el bebé nace prematuramente, y fallece, el programa se ha cumplido. Y usted se queda sin niño y sin dinero", afirman. Gestlife cubre "esta contingencia" y garantiza que, sin pagar un euro más, el programa contratado se reinicia, hasta un año después del primer nacimiento previsto si se opta por los programas "estándar plus".
La portavoz de la plataforma No Somos Vasijas, Alicia Miyares, defiende que este tipo de agencias se comportan "como cualquier otro negocio" que ofrece distintos niveles del producto y posibilidades en función del poder adquisitivo de quien compra. "Cuando ves este despliegue observas que no solo se cosifica a las mujeres, sino también a aquello que se quiere, al recién nacido. Es un mercado por encima de cualquier cosa", dice. 
"Es difícil que no chirríe este lenguaje, porque son términos del lenguaje contractual puro y duro. Como mínimo es inquietante. Todo esto acaba traduciéndose en contratos que están tremendamente limitados para las gestantes, son contratos de sumisión, que solo buscan que el producto salga lo mejor posible", subraya por su parte Octavio Salazar, que habla del control que puede llegar a ejercerse sobre las mujeres durante la gestación "para que no se malogre". 
Al presidente de la asociación de madres y padres por gestación subrogada Son Nuestros Hijos, Marcos Jornet, también le chirría este tipo de publicidad y ofertas. "No todo vale en la gestación subrogada. Han proliferado intermediarios que con pocos escrúpulos utilizan un lenguaje y ofertan unos servicios que fomentan una imagen injusta de mercantilización contra la que hemos de luchar. Pero no es un problema exclusivo de la gestación subrogada, estas mismas prácticas las vemos a diario en España con la reproducción asistida y hacen mucho daño", dice. Jornet cree que sí existen agencias que ofrecen un buen servicio y cuyas prácticas son éticas y legales. 
Para este abogado, padre por gestación subrogada, es precisamente la falta de regulación con garantías la que hace que estas agencias hagan negocio y lo hagan de esta forma. "Existen procesos éticos en todos los países donde está permitida la gestación subrogada, pero en aquellos países con regulaciones más laxas, la ética la han de poner las agencias y las familias. Por eso para España queremos una regulación donde los controles no estén al arbitrio de las partes, sino que vengan exigidas por Ley", añade.
De la opinión contraria es la portavoz de No somos vasijas, para la que este tipo de ofertas comerciales y lenguaje es consustancial con la práctica de la gestación subrogada y no se acaba con una regulación altruista que, dice, en la práctica muestra no ser tal. "Una regulación supuestamente altruista no evita todas las agencias intermediarias ni las clínicas privadas, eso seguirá existiendo. Lo que vemos es que donde se regula de esta manera hay además escasez de mujeres dispuestas a ello".
"Excursión personalizada por Kiev"
Surrobaby es otra de las agencias que operan en España. Sus programas van desde los 39.800 a los 50.000 euros en Ucrania, Georgia, Estados Unidos y Canadá. Entre los servicios que incluye en sus programas en Ucrania y Georgia se incluye una "excursión personalizada" por Kiev, en el primer caso, y por Tiflis "y otras ciudades vecinas", en el segundo.
Aunque en Canadá la regulación es altruista, el coste de los paquetes ofrecidos por esta agencia asciende a entre 62.000 y 72.000 euros. Por el precio más alto, ofrecen un programa "garantizado" hasta que se produzca el embarazo. "Incluye hasta dos ciclos con donante de óvulos y todas las transferencias de embriones necesarias hasta el nacimiento del bebé o hasta que no queden embriones de esos dos ciclos. Si no hay resultado positivo se reembolsará el total del programa menos 3.000 dólares canadienses y se podrá comenzar el programa nuevamente", describen.
Octavio Salazar insiste en que esta lógica que ofrece más prestaciones en función de los recursos que cada cual tenga es "perversa y neoliberal" y que igual que se combate en otros ámbitos, como la sanidad, la educación o el empleo, sería deseable que también se hiciera cuando se trata de la reproducción humana. Recuerda también la pregunta que la filósofa Ana de Miguel se hace en el prólogo de su libro: "¿Todo lo técnicamente posible es éticamente deseable?".

El Registro Civil pone fin a la discriminación de pedir a las lesbianas un documento extra para inscribir a sus hijos

La situación era la siguiente. Un bebé nacía en una familia heterosexual, y el madre o el padre iban a inscribir a ese bebé como su hijo al Registro Civil.
Aunque este hombre y esta mujer no estuvieran casados, la persona encargada de la inscripción no pedía ninguna prueba de que ese hombre era el verdadero padre del bebé. Algo así de absurdo estaría fuera de lugar:”
¿Está usted segura mujer que tuvo relaciones sexuales con este hombre y que este hombre es el padre y no otro?”.
Ahora, la misma situación pero con una pareja de lesbianas. Aunque cada vez pasaba menos, después de la lucha de dos madres lesbianas por inscribir a su tercer hijo, nacido de una inseminación casera, y de la negativa del Registro Civil de Denia, de inscribir a ese niño en el libro de familia donde figuraban ya sus dos madres casadas y sus dos hermanos. Los funcionarios del Registro Civil ponían en duda cómo había venido ese niño al mundo y obligaron a la madre gestante a figurar como madre soltera. 
Esta pareja recogió firmas, y gracias a la presión mediática, Brenda y María José lograron que el Registro Civil se pronunciara e intentara acabar con esta discriminación.
Aún así en varias oficinas seguían pidiendo a las parejas de lesbianas un papel de la clínica de fertilidad donde figurara un tratamiento de reproducción asistida. ¿Y qué pasaba con las lesbianas que se embarazaban en casa? ¿Con semen de algún donante anónimo o conocido?.
Porque una mujer heterosexual podría haber hecho lo mismo. Por ejemplo comprar semen por internet, embarazarse, y después inscribir a su hijo junto a otra persona que figurara como padre. ¿Ella sí y una lesbiana no? ¿Y las parejas heterosexuales que acudían a clínicas de fertilidad para buscar un embarazo que no lograban en casa? ¿Por qué a ellos no les pedían un papel de la clínica incluso aunque el padre no lo fuera biológicamente?.
A partir de ahora ya cambió todo. Y la nueva norma es de obligatorio cumplimiento. A ninguna pareja de lesbianas se le pedirá algún documento sobre cómo fue concebido ese niño. El criterio se ha unificado y en ninguna oficina volverá a discriminar a una pareja de lesbianas. Celebramos este avance.

SEXO, PODER Y SALUD (VII): ALGUNAS REFLEXIONES EN TORNO A LA SALUD SEXUAL

En 1990 fuimos víctimas de una furibunda campaña mediática y política, a nivel nacional, por hacer un vídeo de educación sexual que venía a decir cosas como esta: «Alguien tiene que hablarles a nuestros hijos de pornografía».
Que el sexo es un asunto de salud, no es nada nuevo. A lo largo de nuestra experiencia profesional, clínica y docente, de más de cuarenta años, hemos constatado este hecho sobradamente. Hemos escrito en otras ocasiones que la sexualidad puede ser una fuente de salud y bienestar pero que, también, puede ser una fuente de sufrimiento para quienes viven experiencias negativas o dolorosas. Muchas personas, hombres y mujeres que viven en pareja, por ejemplo, nos han referido que una vida sexual activa y gratificante –en cualquier momento de su vida– hace que su relación sea más cercana y que, cuando se produce, ellos estén más alegres, contentos, con mayor autoestima. Que se sienten más cómplices y con mayor proximidad a su pareja. O que se preocupen más de su imagen corporal para estar mejor para la otra persona. Esto nos ha pasado en numerosas ocasiones: después de una conferencia, por ejemplo, vienen a hacerme alguna pregunta o confidencia y, muchos de ellos, nos han referido que están de acuerdo con lo que he dicho, que a ellos les va muy bien o que cuando hacen el amor están más contentos y felices. O por el contrario nos refieren un problema en sus relaciones sexuales, señalando inmediatamente que ello afecta de modo negativo a su relación de pareja.
Pero no solo nos parece a nosotros o a esas personas que nos cuentan sus problemas. Nada menos que en 1975 la OMS (Organización Mundial de la Salud) ya nos hablaba de dos conceptos muy importantes: sexualidad sana y salud sexual. Posteriormente, numerosos organismos internacionales y asociaciones profesionales, han corroborado la necesidad de prestar atención a esta área de la salud que tienen que ver con la sexualidad y la reproducción, tanto desde el punto de vista de la prevención (es decir evitar riesgos reproductivos: como el embarazo no deseado, el aborto o las infecciones sexuales y riesgos en la conducta sexual: por ejemplo las disfunciones sexuales, abusos sexuales, parafilias, prostitución, agresiones sexuales, sexting, acoso sexual etc.) como de la promoción de la salud sexual o, lo que es lo mismo, que cada hombre y cada mujer puedan, si así lo desean, tener una vivencia sexual libre, consentida, saludable, placentera, divertida –que también es salud– durante toda su vida.
La inmensa mayoría de los profesionales de la sexología y la educación sexual suscribirían, en términos generales, tal afirmación. Sin embargo, estamos lejos de tener una situación razonablemente satisfactoria. Queda mucho camino por recorrer para normalizar la atención clínica y educativa en esta área. Por ejemplo, la educación sexual sigue siendo la asignatura pendiente en España. Y nos referimos a una actuación programada, sistemática, obligatoria, profesional y científica que llegue a todos y cada uno de los centros de enseñanza de toda la geografía, públicos y concertados, desde la educación infantil hasta la universidad.
Cuanto más tarde se produzca, peor. Más abandonados a su suerte, estarán nuestros adolescentes. ¿Por qué?, bueno porque continúan informándose en materia sexual a través de canales poco adecuados: fundamentalmente a través de internet y de las películas porno. Quizá no ha de extrañarnos el incremento de los riesgos sexuales y reproductivos que hemos señalado más atrás, en particular los abusos y las agresiones sexuales que, a juzgar por la prensa y la televisión, están convirtiéndose en una epidemia.
Lo del consumo de pornografía en jóvenes, como fuente informativa principal, a nosotros nos ha preocupado desde siempre. Por ejemplo, en octubre de 1980, publicábamos el siguiente texto en nuestra página del periódico "Egin": «El hecho de que la pornografía, con su peculiar información sexual y con su objetivo, eminentemente lucrativo, se haya introducido en nuestro Estado, antes que una auténtica educación sexual, va a generar consecuencias graves en la salud sexual de las personas». Incluso en 1990 fuimos víctimas de una furibunda campaña mediática y política, a nivel nacional, por hacer un vídeo de educación sexual que venía a decir cosas como esta: «Alguien tiene que hablarles a nuestros hijos de pornografía». Nos congratulamos, aunque hayan tenido que pasar un montón de años, con que cualquier educador sexual que se precie en el momento actual, señale consideraciones similares en torno a la pornografía.
Por tanto, estamos hablado de un problema de salud al que hay que dar respuesta como a cualquier otro problema sanitario: con formación y recursos adecuados. ¿Y por qué la educación sexual profesional que nosotros preconizamos sigue sin estar normalizada? En gran medida, por la politización de las cuestiones sexuales que, a nuestro juicio, es uno de los factores responsables de este retraso incomprensible en una sociedad avanzada. Circunstancia que hemos criticado reiteradas veces de muchas y variadas maneras, solicitando a los grupos políticos que saquen de sus peleas y debates, los temas que conciernen a la sexología y a la educación sexual, porque se trata de cuestiones de salud. Que no las instrumentalicen como un arma arrojadiza.
Pero hay otra razón: porque esa ideologización asegura una notable polémica y este hecho, lo de crear controversia a propósito, acaba retrasando el proceso de normalización. En nuestro reciente libro "Sexo, poder, religión y política" describimos al menos veinte episodios, en forma de diferentes «broncas», que se han producido en Navarra y que son una prueba evidente de esto que decimos. Cabe incluso pensar que esta polémica no es sino una estrategia política para obstaculizar ese proceso. Hay una excesiva politización de la sexualidad institucional. La política y en concreto los partidos políticos, han tomado decisiones que afectan directamente a estas cuestiones de salud sexual en las que tiende a primar las ideologías, las más de las veces de carácter conservador, frente a los criterios profesionales.
Es verdad que tenemos una vieja tradición que actúa como una pesada losa. En efecto, a lo largo de la historia, la política y la religión han ido de la mano en el control y la censura de la sexualidad, constituyendo un tándem poderoso y eficiente. En buena parte de las culturas y en diferentes momentos históricos el poder político y el religioso han permanecido vigilantes en lo que concierne a las actitudes y conductas sexuales de los ciudadanos y por tanto de su salud, creando sufrimiento, dolor y culpa por doquier. Y cercenando su libertad y sus derechos sexuales. En ocasiones el poder de la ciencia ha reforzado –y por supuesto el poder judicial incluso el poder de la prensa– ese control y esa censura sexual.
Todo ello nos lleva a concluir, que hay una excesiva ideologización y politización de la sexualidad y de la educación sexual, en detrimento de un enfoque más profesional y científico. El sexo ha sido un elemento claramente determinante, provocador de los enfrentamientos, catalizador de los conflictos y tensiones diversas. Y estamos hablando de una cuestión que le interesa a todo el mundo y que, tarde o temprano, en mayor o menor medida, si hay condiciones adecuadas para ello, todo el que puede lo practica.
Y esta polémica –que a no dudar es intencionada por parte de la derecha conservadora– acaba siendo un hándicap, un freno, para la normalización de la educación sexual. Por ejemplo, familias y docentes que podrían participar en programas de educación sexual, no lo hacen, por no involucrarse en esa polémica. Pero lo más importante es que esta situación priva del derecho que tienen todos los niños y niñas, toda la juventud, a recibir una adecuada atención en esta área, dejándoles desprotegidos.

¿Pueden utilizarse los monitores de fertilidad como anticonceptivos?

Se trata de una forma de conocer nuestra fertilidad de forma natural y más fiable que los métodos tradicionales.
Cada vez hay más mujeres que quieren tener un mayor control de su cuerpo, de su menstruación y también de su fertilidad. Así, si bien los anticonceptivos hormonales son una opción segura y mejorada respecto a las píldoras iniciales, hay mujeres que prefieren optar por una planificación familiar que no implique usar fármacos en su cuerpo.
En este sentido, siempre han existido métodos alternativos y tradicionales como el método Ogino, es decir, evitar tener relaciones sexuales durante los días fértiles. Pero éstos nunca han sido del todo fiables, ya que no todas las mujeres tienen el mismo ciclo menstrual, y algunos parámetros como el moco cervical o la toma de temperatura basal podrían dar lugar a errores.
Así, en este panorama de la apuesta por lo natural, una vez más ha irrumpido la tecnología, con los llamados monitores de fertilidad. Es decir, herramientas que ayudan a ser más precisas respecto a los días fértiles, tanto para buscar, como para evitar un embarazo. Tanto que aseguran más de un 99% de precisión.
Lara Castro, sexóloga, ha probado varios modelos de primera mano, precisamente, en una búsqueda de métodos alternativos para la anticoncepción. Como ella explica en su blog, “Sólo somos fértiles muy pocos días al mes. Y, aun así, nos medicamos con hormonas diariamente… Es como tratarse el dolor de estómago todos los días, aunque no te duela”.
Basándose en su experiencia personal, lo primero que destaca es lo sencillo de su uso. “Se trata de medir tu temperatura basal todas las mañanas, aprendiendo más sobre tu ciclo y basándose en estadísticas de estudios científicos a nivel mundial. De esta forma, cada día te muestra si estás en un día fértil (luz roja) o no (luz verde)”.
Como otros puntos a favor, señala que algunos modelos incluyen una app en el móvil para poder llevar un control más directo y que tiene una larga vida útil. Pero la verdadera cuestión es, ¿de verdad pueden tenerse en cuenta como una alternativa a otros métodos anticonceptivos?
Teniendo siempre en cuenta que este tipo de métodos no sirven para prevenir las infecciones de transmisión genital, sino solo para evitar embarazos no deseados, Ana Gaitero, ginecóloga del Centro de Reproducción Asistida Sanitas Alcobendas concluye que “No existe un monitor de fertilidad totalmente efectivo”.
La explicación de la experta es que “Es cierto que favorece poder elegir los días más fértiles, pero hay muchas otras variables que influyen en la posibilidad de conseguir un embarazo”. Concretamente, la ginecóloga aporta que “Estos dispositivos se basan en los cambios fisiológicos que se producen en el ciclo ovárico de la mujer cada mes, como cambios en la temperatura corporal y la secreción de hormonas para conseguir que un óvulo que pueda ser fecundado”. De esta forma matiza que si bien “Los métodos tradicionales —como el método Ogino— de forma aislada, no son muy eficaces, al unir varios aumenta su sensibilidad para detectar los días más fértiles”. Pero no se trata de una ciencia tan exacta.
Así, respecto a si igualmente pueden tener una mejor función para buscar un embarazo, ya que este es su objetivo fundamental, Gaitero insiste en que dependerá del caso. Para parejas que tienen ritmos de vida complicados y que no mantienen relaciones sexuales regulares, puede ser una herramienta útil que ayude a la hora de planificar los encuentros en busca de un embarazo. Sin embargo, para las parejas que realmente tienen un problema de fertilidad “Pueden retrasar el acudir a un especialista para valorar si está pasando algo que dificulte conseguir el embarazo”.
La otra perspectiva es que esta herramienta es al fin y al cabo una forma de conocer de forma más concreta la fertilidad de cada mujer, y no basarse en la cuenta de los 28 días que no encaja con todo el mundo. Por ello, Castro concluye por su parte que “Observar el desarrollo de nuestro ciclo nos ayuda a conocer nuestro estado de salud”, por lo que esta opción, como una forma de autodescubrimiento personal, nunca es desdeñable.

lunes, 15 de abril de 2019

II JORNADAS CIESEX

II JORNADAS DE LAS LINDES SEXOLÓGICAS
En nuestro afán de “deslindar” las “lindes sexológicas” hemos querido recuperar la expresión HABEAS CORPUS e ir más allá de su concepto jurídico centrándonos en el significado “dispón de tu cuerpo”.  En estas II Jornadas hemos querido crear un espacio para hablar sobre el cuerpo y reflejar su importancia haciendo un recorrido histórico, reflexionado acerca de los nuevos mapas, alentando a profundizar en él sin miedos.
Acercarnos y escuchar qué siente, qué anhela, qué le hace estremecer, su ritmo, hasta dónde se atreve, si está cansado, si necesita ser mimado. Quitar las capas que lo envuelven (convencionalismos, pudores, trabas, presiones, tabús…) y valorar su hermosura precisamente porque es distinto a cualquier otro.
Habeas Corpus… Dispón de tu cuerpo. Siéntete libre dentro y fuera de él. Vive con verdadero placer el continente y contenido de sus límites. El momento de disfrutarnos es ahora porque ¿y si no hay después?.


Gracias por venir. ¿Cuál creéis que debe ser el tema de la próxima? Os escuchamos

Hemos aprendido sobre implantes y otros anticonceptivos de larga duración con Isabel Serrano. Damos las gracias a quienes se han acercado o conectado, y ya preparamos la próxima. 
Esta sesión de nuestra aula de formación, cuyo video estará disponible en unos días, es sólo la primera de las que van a venir. Os invitamos a sugerir contenidos para la próxima escribiendo a rhurtado@fpfe.org. Porque volveremos con más #formaciónFPFE.

Un tercio de los adolescentes de 4º de ESO que practica sexo no usa protección

El 25% de alumnos ha tenido ya relaciones sexuales
A los alumnos de 4º de ESO de la provincia de Barcelona les gusta escuchar música, utilizar las redes sociales y mirar la televisión. Los chicos practican el doble de deporte que las chicas, pero igual que ellas, pasan la mayoría de su tiempo libre delante de una pantalla. Como a Otis, el protagonista de «Sex Education», una serie británica sobre sexo que enseña a los jóvenes lo que no aprenden en las aulas. Otis es virgen, tampoco se masturba, pero se convierte en el asesor sexual de sus compañeros de clase después de que Maeve, la chica «mala» del instituto, descubre que ha heredado las habilidades de su madre, terapeuta sexual. Atiende las inseguridades que tienen los jóvenes con sus cuerpos, sus dudas en las primeras veces en pareja o acompaña –ahí va un spoiler–, a Maeve a una clínica para abortar.
Otis representaría al 75% de los alumnos de 4 º de ESO de colegios e institutos de Barcelona que todavía no ha tenido relaciones sexuales con penetración. Maeve forma parte del 25% restante y en este grupo está dentro del 37,7% de las chicas que afirma no haber utilizado un método anticonceptivo en alguna de sus relaciones y, más concretamente, al 5,2% que se ha quedado embarazada. –Maeve también es una apasionada de la literatura, lo que también sirve para ilustrar que ellas leen más que ellos–.
Los resultados de la primera encuesta sobre hábitos de salud de la Diputación de Barcelona, con datos de 8.078 jóvenes de entre 14 y 17 años, no difieren de otros estudios. Pero como dispone de una muestra muy amplia de los 41 municipios de Barcelona, permite analizar las cifras más allá de la descripción.
Por ejemplo, el elevado uso de la píldora del día después entre las jóvenes de los municipios del interior, un 36,3%, cuando la media es de un 25%, puede advertir de que se asume como un método anticonceptivo normalizado y alertar a los tutores de que deben incidir en su educación sexual. También entre las jóvenes de 16 años inmigrantes, que utilizan 10 puntos más la píldora del día después que la población autóctona. Estas jóvenes tienen más relaciones de riesgo, practican más la marcha atrás, pese a no ser un métodos seguro.
La edad de inicio de las relaciones sexuales completas no son un problema. No es distinta a la de otros informes ni del comportamiento en Europa. El problema es que pese a conocer los métodos anticonceptivos –el 89% usa el preservativo o un 20,7% la píldora anticonceptiva–, un 20% admite que hace marcha atrás y un 15% que no usa protección.
Según el origen de los estudiantes, el comportamiento sexual es diferente: el 41,5% de los chicos inmigrantes ha tenido ya relaciones sexuales completas, mientras que sólo el 23,3% de los nacidos aquí se ha iniciado en el sexo.
Hay una relación entre el porcentaje de jóvenes que ha tenido ya una relación sexual completa –el 26,7% de los alumnos de centros públicos versus el 22% de concertados–, con la frecuencia con la que salen de noche. El 45,8% de los jóvenes que salen dos o más noches a la semana ha tenido relaciones sexuales, frente al 12,6% que no sale.
Bullying con el más débil
El estudio alerta de que los jóvenes inmigrantes recién llegados que dicen ser víctimas de acoso escolar con violencia es tres puntos por encima de los autóctonos. Un 15% de los chavales dice haber sufrido amenazas, golpes o ataques y un 20% siente haber sufrido rechazo por parte del resto de compañeros. Las chicas son más conscientes de la violencia machista: un 18,5% denuncia haber sufrido agresiones sexuales, no hablan de violaciones, incluyen comentarios sexistas, muchos en las redes sociales.

La educación sexual, una asignatura necesaria

No todas las páginas de índole sexual con las que se topan los menores tienen contenido negativo. Un sex shop como RedLights da buena cuenta de ello, pues valora mucho que la gente pueda comprar con conocimiento. No se limitan a ser un sex shop online que haga caja, sino que quieren llegar a una sociedad que consideran desinformada a través, por ejemplo, de su canal de Youtube, donde recibir muchos mensajes de suscriptores con dudas. Y, desde sus conocimientos como tienda erótica online, las aclaran.
La tecnología no debe ser vista como la enemiga, por supuesto. Tenemos el ejemplo de Sex Education, la serie de Netflix que ha cosechado tan buena acogida y donde se refleja bien el problema de la falta de educación sexual. Desde la presión por mantener relaciones cuanto antes a que una chica no sepa cómo decirle a su novio lo que le gusta, porque no lo sabe.
Ese motivación pedagógica les llevo a crear un apartado de educación sexual en su tienda online, desde donde hablan de sexualidad, dicen, “de una manera y divertida”. Qué profesionales pueden atender cada problema, cuáles son los principales derechos sexuales, cuestiones de anatomía genital masculina y femenina, prácticas sexuales, suelo pélvico o posturas son algunas de las cuestiones que abordan en su apartado de educación sexual.
El público objetivo o targetprincipal de compradores de RedLights no son jóvenes, sino adultos. Adultos que, sin embargo, arrastran dudas en materia de sexualidad desde que son niños y niñas porque nadie les ha enseñado cómo vivirla. Son conscientes de la necesidad, por ejemplo, de la necesidad de hacer pedagogía para una educación sexual inclusiva, de forma que todo su contenido loes, y tiene perspectiva de género. “No podemos hablar de sexualidad dejando de lado al colectivo LGTBIQ+ y sin las gafas lilas”, dicen.
Desde luego, la lucha por una sociedad informada e igualitaria en la que toda persona pueda expresarse libremente, sin tabúes ni violencia, no solo debería ser tarea de un sex shop como este.
Resulta paradójico que en el contexto hipersexualizado en el que nos desenvolvemos hoy día, y que tiene que ver con una conexión tecnológica permanente, haya tan poca y de tan baja calidad educación sexual. Los datos están ahí. Según un informe del proveedor de ciberseguridad BitDefender, recogido por medios como ABC, el 10% de los consumidores de porno online tienen menos de 10 años. Una investigación recogida en la International Journal of Developmental and Educational Psychology, por su parte, recoge que el 90% de los niños y el 70% de las niñas entre 13 y 14 años han accedido a porno al menos una vez en el año anterior, y un 35% ha visto porno online tantas veces que no se pueden contar.
La realidad es aplastante y sobrepasa, sobre todo, a aquellos padres que están plenamente convencidos de que sus hijos e hijas no forman parte de esa estadística. El sexo sigue siendo una cuestión tabú, simplemente no se asume que, desde la más tierna infancia, se siente curiosidad. Y lo cierto es que estamos programados para ello.
Abordar la educación sexual, la asignatura pendiente
Si la educación sexual es una asignatura pendiente es, entre otras cosas, porque los educadores se pasan la pelota unos a otros. El profesorado, por un lado, considera que la cuestión debe ser abordada en casa por tratarse de algo delicado, respetando así que padres y madres decidan en torno a la educación de sus hijos. Además, hay que considerar el gran número de colegios religiosos que se reparten por todo el territorio, en los que una educación sexual en determinados términos entra en choque directo con la doctrina religiosa que deben preservar.
Padres y madres, por su parte, también se suelen sentir sobrepasados ante la obviedad. Los expertos critican, de hecho, que un niño o niña de menos de 10 años disponga de aparatos tecnológicos con conexión libre antes de recibir una educación mínimamente suficiente.
Los sexólogos creen los diferentes actores que intervienen en la educación deberían remar en la misma dirección. La educación sexual debería ser una cuestión transversal y, de hecho, hay comunidades autónomas que lo abordan como tal. En Andalucía, por ejemplo, se trabaja con el Plan de Acción Tutorial, un documento que deben seguir centros públicos y concertados en el que se tratan aspectos englobados en los hábitos de vida saludables, la afectividad, la diversidad cultural y también la educación sexual.
Según los expertos, una buena educación sexual debe estar basada en la salud, el placer y la responsabilidad, dando la información apropiada según la edad del menor. Se debe considerar también la perspectiva de género, pues las mujeres han sufrido tradicionalmente la distinción hasta el punto de ni siquiera conocer su cuerpo. De hecho, se debe abordar en paralelo a un temas tan relevantes como la violencia de género o el acoso escolar.

La Federación de Planificación Familiar defiende los derechos reproductivos

La portavoz de la Federación de planificación familiar estatal, Isabel Serrano, ha asegurado que...
La portavoz de la Federación de planificación familiar estatal, Isabel Serrano, ha asegurado que los "derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos universales" que deben ser defendidos a nivel mundial.

En los últimos 50 años, avances extraordinarios en derechos reproductivos y salud sexual y reproductiva de mujeres. Pero…

…no han llegado a todas, y los nuevos desafíos también son extraordinarios”. Luis Mora, de UNFPA, en presentación del informe sobre población.
“El informe de este año es de celebración. No sólo por los 50 años de UNFPA, sino también por el 25 aniversario de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo que por primera vez puso los derechos reproductivos de las mujeres en el centro de la agenda global y de la agenda de desarrollo. El informe hace balance de lo logrado en estos últimos 50 años, y recuerda los desafíos que seguimos enfrentando para que estos logros lleguen a todas las personas”.
Estas palabras de Luis Mora, Responsable de Género, Derechos Humanos y Cultura del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNPA) recogen el contenido del informe 2019 de dicho organismo, que se ha presentado hoy en Madrid con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) como anfitriona y la Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE) como entidad encargada de la presentación de este informe en nuestro país.
En la presentación de Un asunto pendiente. La defensa de los derechos y la libertad de decidir de todas las personas han participado, junto con el responsable de  UNFPA, la ginecóloga y especialista en salud y derechos humanos y reproductivos Isabel Serrano Fuster como representante de la FPFE, y la jefa de la unidad de Cooperación Multilateral de la Agencia Española de Cooperación (AECID), Nuria Carrero.
Luis Mora ha hecho hincapié en tres ámbitos en los que los avances han sido muy relevantes: La creación de leyes y políticas que permiten a las mujeres ejercer sus derechos reproductivos que no existían en la mayoría de los países del mundo; la mejora de la salud sexual y reproductiva de las mujeres en todo el mundo, con una reducción sostenida de la mortalidad materna o un aumento del uso de métodos anticonceptivos, y la conformación de movimientos ciudadanos integrados por una diversidad cada vez mayor, entre ellas mujeres jóvenes, migrantes, indígenas o mujeres con con alguna discapacidad, que sostienen e impulsan las acciones por los derechos.
Existen en su opinión, sin embargo, enormes desafíos en tres ámbitos: “avanzar hacia la igualdad para que todas las mujeres puedan ejercer libremente su derecho a la salud sexual y reproductiva, sin discriminación ni estigma. Mejorar la calidad de los servicios, la información y la educación en salud sexual y reproductiva, y la rendición de cuentas para que actores clave como los gobiernos sean responsables del ejercicio de los derechos reproductivos”. 
El representante de UNFPA ha recordado que la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo celebrada en El Cairo hace 25 años “sigue siendo profundamente relevante en la medida en que una de cada dos mujeres sigue sin decidir en sus relaciones sexuales, sin poder decidir métodos anticonceptivos modernos y acceder a servicios de salud sexual y reproductiva”.
Luis Mora ha advertido que hoy en día los mayores desafíos son el proceso creciente de privatización de la agenda de las mujeres, su despolitización en muchas políticas de desarrollo o la articulación de movimientos contrarios a los derechos sexuales y reproductivos en todo el mundo, desafíos que afectan a la capacidad de decisión de las mujeres, especialmente en países en desarrollo.  Además, ha señalado que los últimos avances científicos pueden colocar los cuerpos de las mujeres como ámbitos de dominación y bienes de mercado.
Por su parte, Isabel Serrano ha hecho hincapié en que “la historia vivida desde 1969 nos muestra que sí podemos mejorar la situación de las mujeres y las niñas, y por tanto la acción social produce cambios sociales”. Ha señalado que estamos ante un contexto complejo en Europa, donde las próximas elecciones europeas o el brexit pueden afectar la situación de los derechos sexuales y reproductivos, y se ha felicitado por iniciativas europeas como She Decides para contrarrestar la política del gobierno estadounidense contra estos derechos.
La representante de la FPFE ha instado a los poderes públicos y partidos políticos a impulsar en España los puntos que la Agenda2030 de desarrollo y diversos organismos mundiales señalan como necesarios: el acceso de todas las mujeres, independientemente de su situación administrativa, a los servicios de salud sexual y reproductiva (así como al resto de servicios sanitarios); la financiación pública de todos los métodos anticonceptivos; la inclusión de la educación sexual en los centros educativos; el desarrollo de servicios específicos para personas jóvenes, o la consolidación de estrategias y recursos contra la violencia de género y prácticas nocivas contra mujeres y niñas.
Nuria Carrero ha resaltado, por parte de la AECID, la prioridad que la Cooperación española otorga al objetivo de acabar con la desigualdad, y cómo este objetivo atraviesa todo el V Plan Director de la Cooperación Española. Ha recordado el compromiso de trabajo conjunto con el UNFPA, que es para la AECID, ha señalado Carrero, “un socio estratégico para trabajar en el ámbito global las políticas de igualdad de género”. En este sentido, ha resaltado la continuidad de esta alianza y los programas conjuntos que se desarrollan con UFPA, entre ellos el de servicios esenciales de atención a mujeres y niñas víctimas de violencia de género y el programa We Decide en el ámbito de los derechos de las mujeres y niñas con discapacidad.
Como en años anteriores, el informe sobre el Estado de la Población Mundial 2019 incluye una serie de datos demográficos por países (crecimiento de la población, población por franjas de edad, tasa de dependencia, esperanza de vida o fecundidad) y datos comparativos relacionados con los objetivos de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo: partos atendidos por personal cualificado y tasa de natalidad en la adolescencia, uso de anticonceptivos, necesidades insatisfechas y satisfechas de planificación familiar, matriculación en primaria y secundaria o índice de equidad de género en primaria y secundaria entre otros.
 El informe está disponible en: http://unfpa.org/es/swop-2019tp://fpfe.org/6704-2/