viernes, 18 de mayo de 2018

Es momento de consolidar los derechos logrados

Lo comparten las numerosas organizaciones participantes en la jornada sobre la agenda mundial de desarrollo celebrada en Madrid. La situación de los derechos sexuales y reproductivos en el escenario internacional, en el foco. 
“Es muy importante transmitir el mensaje de que la perspectiva de género tiene que atravesar toda la agenda mundial para el desarrollo. No podemos quedarnos sólo en los objetivos 3 ó 5 de la agenda 2030 cuando hablamos de género en las políticas de desarrollo”. Catarina Carvalho, responsable de la oficina en Ginebra de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF por sus siglas en inglés), ponía así en palabras una de las principales conclusiones de la jornada La salud y los derechos sexuales y reproductivos en la Agenda 2030: ¿dónde estamos?, de la que la FPFE ha sido anfitriona. En esta jornada, las representantes de numerosas organizaciones sociales han compartido información y propuestas para contribuir a que los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), que deben cumplirse para el año 2030, garanticen el cumplimiento de la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Guillermo González, presidente de la FPFE, y Almudena Rodríguez, responsable de incidencia política internacional de la Associació de Planificació Familiar de Catalunya i Balears, han sido también ponentes en este seminario, realizado en colaboración con el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.
Es el momento de consolidar avances
La representante de IPPF ha resaltado que en este momento es fundamental consolidar los avances que se han logrado en las últimas décadas en derechos sexuales y reproductivos, y para ello la sociedad civil tiene que participar en los foros internacionales donde se están tomando decisiones sobre políticas mundiales. Además, para Catarina Carvalho es importante que se tenga en cuenta el trabajo que están haciendo diferentes organismos internacionales y que contribuye a completar la propia agenda 2030. Es el caso de las nuevas directrices internacionales sobre educación sexual cuya elaboración y publicación ha liderado la UNESCO. Un asunto éste, el de la educación sobre sexualidad, que Carvalho y el resto de participantes de la jornada sitúan como una de las máximas prioridades.
La decepción respecto al papel que la Unión Europea está jugando en los últimos años en la defensa de la salud y los derechos sexuales y reproductivos, con una pérdida de su liderazgo y una creciente subordinación a las posiciones de los Estados Unidos, junto con la constatación de que surgen nuevos gobiernos que en diversos lugares del mundo están reivindicando estos derechos, han atravesado también la intervención de Carvalho. La responsable de IPPF ha hecho hincapié en que el contexto internacional obliga a las organizaciones de la sociedad civil a aumentar su capacidad de comunicarse y buscar alianzas con una diversidad de actores sociales que van más allá de “las convencidas”, y a un trabajo serio de seguimiento y control de los datos e indicadores sobre salud sexual y reproductiva y los derechos relacionados.
“No sólo hay falta de conocimientos. También de sensibilidad”
La situación de estos derechos en el Estado español ha sido evaluada en el seminario por el presidente de la FPFE, Guillermo González, a la luz del informe voluntario que el gobierno va a presentar sobre el nivel de cumplimiento de la agenda 2030 en el Foro Político de Alto Nivel (HLPF) de Naciones Unidas que se celebrará en Nueva York en julio de este año.
Una situación que para Guillermo González se caracteriza por la paralización o incluso retroceso, en los últimos años, en cuestiones que parecían estar resolviéndose en nuestro país, y que tiene su máxima expresión en el hecho de que “prácticamente todas las leyes sobre derechos sexuales y reproductivos han sido recurridas ante el Tribunal Constitucional”. El presidente de la FPFE lamenta especialmente la situación de la educación sexual, “que no es que sea una asignatura pendiente, es que está en suspenso continuo” y se imparte sólo donde se puede y en silencio: “Nadie ha tenido el valor de implementar de verdad la educación sexual. Se intentó con la asignatura de educación para la ciudadanía, que se suprimió precisamente porque hablaba, entre otras cosas, de educación sexual”. Y ello a pesar de que su necesidad está establecida por diversos organismos interestatales desde hace bastantes décadas.
Las desigualdades en el acceso a la anticoncepción y a la interrupción voluntaria del embarazo, y las carencias en la atención de la salud sexual y reproductiva han sido señaladas también por Guillermo González como realidades que se deben abordar de forma urgente y no sólo desde las instancias sanitarias autonómicas. Es necesario, por ejemplo, que se saque del cajón la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, cuyo plazo de ejecución ha terminado sin que se haya podido aplicar más que muy parcialmente, y que ni ha sido evaluada ni cuenta con presupuesto; además, ha señalado González, no puede dejarse sólo en manos de las instancias sanitarias un asunto que debe ser asumido también desde otras áreas, entre ellas la educativa. El presidente de la FPFE ha recordado que en las reuniones que esta organización ha tenido con distintas administraciones autonómicas durante este año, se ha observado en algunas instancias sanitarias “no sólo falta de conocimiento, sino también falta de sensibilidad y pervivencia de mitos sobre la anticoncepción que nos sorprenden”. En este sentido, considera urgente la formación a los agentes sanitarios y la educación a las personas usuarias como vías imprescindibles para que se puedan ejercer los derechos. “Sólo así dejará que percibirse como una intromisión que se pregunte sobre la vida sexual en una consulta mientras que sí se ve normal (lógicamente) que se pregunte por el color de las heces,  o que a veces nos parezca frívolo exigir una buena anticoncepción a nuestro médico, que tan bien nos está tratando la diabetes”.
En definitiva, Guillermo González ha recordado que la universalidad de la agenda 2030 implica también su aplicación en las agendas nacionales y locales y una coherencia de políticas tanto en el ámbito territorial como intersectorial, aspectos ambos de los que se tendrá que dar cuenta en los foros internacionales.
“Para que la agenda 2030 reconozca los derechos de las mujeres  tiene que ser completada con otras agendas”
“En la agenda 2030 no se reconocen los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”. Así de contundente es el análisis que hace Almudena Rodríguez, responsable de incidencia internacional de la Associació de Planificació Familiar de Catalunya i Balears (APFCiB), para quien es necesario hacer una mirada crítica a la agenda mundial para el desarrollo. “Sin embargo”, ha añadido, “la agenda 2030 puede ser considerada como una hoja de ruta que se puede y se debe articular con otras agendas que sí son vinculantes jurídicamente” como requisito para que los derechos sexuales y reproductivos se conviertan en obligaciones jurídicas y políticas. Y en su opinión uno de los espacios fundamentales en esta articulación es el urbano: “desde la ciudad se pueden establecer estrategias que permitan, por ejemplo, construir alianzas para el monitoreo de las políticas o acercar a la sociedad civil el relato de la agenda 2030”.
La APFCiB ha asumido estas tareas como propias, en colaboración con otras organizaciones sociales y organismos públicos, y para ello ha hecho visibles los vínculos que existen entre cada objetivo de desarrollo sostenible y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, “porque es evidente que sin hablar de estos no se pueden entender los ODS”. Es el camino hacia la “agenda 2030 feminista”, que supondría el cumplimiento de los derechos de las mujeres pero también de otros colectivos en situación de vulnerabilidad frente a los intentos de los grupos ultraconservadores de imponer en los escenarios de decisión sus agendas.

La atención integral a las sexualidades: mucho por cultivar

El intergrupo en el Parlamento Vasco ha repasado el estado de la atención a las sexualidades y la educación sexual en el País Vasco y en Europa, con el apoyo de Emaize Centro Sexológico y de la Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE).
Contribuir a ampliar el conocimiento de las y los parlamentarios y su información sobre los procesos internacionales en los que juega un papel la salud y los derechos sexuales y reproductivos es uno de los principales objetivos de las entidades sociales que colaboran con el Intergrupo sobre Población, Desarrollo y Salud Reproductiva del Parlamento Vasco. Por eso la última sesión del intergrupo se ha dedicado a entender a qué nos referimos cuando hablamos de la atención integral a las sexualidades, cómo se aborda esta realidad en la agenda mundial de desarrollo (la llamada agenda 2030) y que se está haciendo desde el País Vasco.
“La vivencia positiva de la sexualidad, la atención a la misma y la defensa de los derechos sexuales no son reconocidos como objetivos de desarrollo sostenible (ODS) en sí mismos en la agenda mundial de desarrollo (la llamada Agenda 2030)”. Su bajo perfil y dispersión en dicha agenda hace difícil que se aborde la atención a la sexualidad desde una perspectiva integral, tanto en los ámbitos internacionales  como locales. A pesar de esta constatación, las y los participantes en la jornada reconocen también que la sexualidad se menciona en varios de los ODS y está presente en forma de indicadores, y por tanto una de las conclusiones de la sesión ha sido que para contribuir a su cumplimiento y en coherencia con otros instrumentos internacionales que reconocen como un derecho la atención a la sexualidad, es necesario abordar ésta de una manera integral.
Y precisamente la integralidad de la atención, el reconocimiento de la realidad diversa de las sexualidades y el cultivo como punto de partida para acercarse a este ámbito, en sustitución del miedo, han centrado la sesión del integrupo. Para las representantes de la FPFE y de Emaize, este abordaje, junto con la inclusión de la educación sexual de manera formal en el currículo escolar, produce, de acuerdo con numerosos estudios realizados en varios países europeos, un aumento de la confianza y un fortalecimiento de las habilidades para lidiar con diferentes desafíos; el empoderamiento de las y los jóvenes en el desarrollo de relaciones más fuertes y significativas; la reducción de los embarazos de adolescentes y de los abortos, y  la disminución de las tasas de infecciones de transmisión sexual (ITS) y de VIH.
Durante la jornada se ha analizado el estado de dicha educación y formación sobre sexualidad, así como los servicios de asesoramiento, terapia y atención comunitaria y asistencia en el País Vasco. Y los y las participantes coinciden en que “hay mucho trabajo positivo en marcha”, y sin embargo sigue sin contarse con una perspectiva integral de la sexualidad, producto en parte de la insuficiente coordinación entre los departamentos o áreas correspondientes y de las carencias en el seguimiento y evaluación efectivos de la atención a la sexualidad. Por tanto, llaman a impulsar propuestas que incidan en la interrelación entre las agendas mundiales y locales y en el desarrollo de programas que contribuyan de manera coherente y coordinada al ejercicio de una sexualidad plena y libre.

O 17 de maio conmemórase o Día Internacional contra a Homofobia, a Transfobia e a Bifobia

Data na que no ano 1990 a Organización Mundial da Saúde (OMS) eliminou a homosexualidade da lista de enfermidades mentais.

viernes, 11 de mayo de 2018

Nuevas prioridades para la salud global: sexualidad, fertilidad y violencia de género

Los países de todo el mundo deben adoptar una definición más amplia de salud y derechos tanto sexuales como reproductivos que vaya más allá de la prevención de enfermedades y la anticoncepción, englobando educación sexual, servicios de fertilidad y asesoramiento para la violencia de género.
Así concluye la nueva Comisión de la revista Lancet sobre Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos, dirigida por el Instituto Guttmacher (Nueva York, EE UU), que durante dos años ha elaborado un paquete esencial de intervenciones para una nueva agenda de salud global.
La Comisión Guttmacher-Lancet está compuesta por 16 expertos de África, Asia, Europa, Medio Oriente, América del Norte y América Latina. El derecho a controlar el propio cuerpo, definir la propia sexualidad, elegir a la pareja y recibir servicios confidenciales y de calidad son elementos fundamentales de su informe, hecho público hoy en Johannesburgo, Sudáfrica.
“Las brechas en la salud y los derechos sexuales y reproductivos en todo el mundo afectan enormemente a las comunidades y las economías. No debemos seguir tolerando este problema”, señala Alex Ezeh, copresidente de la Comisión y exdirector ejecutivo del Centro de Investigación de la Población y Salud de África.
“Es hora de eliminar estas inequidades con un enfoque integral que no pase por alto componentes críticos como el acceso al aborto legal y seguro, la prevención del cáncer reproductivo o el tratamiento de la infertilidad”, añade Ezeh.
Los comisionados han hecho un llamamiento a los gobiernos para que aborden las barreras implícitas en las leyes, las políticas, la economía y en las normas y valores sociales que perpetúan la desigualdad de género y evitan que la gente alcance sus derechos en salud sexual y reproductiva.
El acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva tiene beneficios multigeneracionales al mejorar la salud y el bienestar de los niños. 
Hasta la fecha, las iniciativas se habían centrado típicamente en la anticoncepción, la salud materna y neonatal y el VIH/sida. Muchos países han logrado avances notables en estas áreas, pero los progresos han sido desiguales y los servicios a menudo han quedado cortos en cuanto a cobertura y calidad.
“Los cuerpos de las mujeres continúan siendo los campos de batalla en los que se libran batallas ideológicas, con resultados devastadores”, han comentado por su parte Richard Horton y Elizabeth Zuccala, editores de The Lancet.
La Comisión propone la adopción de una definición nueva, ampliada e integral de la salud y los derechos sexuales y reproductivos con un paquete esencial de servicios de salud. “Dado el contexto global, esta recomendación no es solo audaz, sino que es necesaria”, continúan los editores.
Cada año, en el mundo ocurren 25 millones de abortos inseguros; entre 49 y 180 millones de parejas se ven afectadas por la infertilidad; casi dos millones de personas se infectan con el VIH y aproximadamente 266.000 mujeres mueren de cáncer de cuello uterino.
Además, aproximadamente una de cada tres mujeres en todo el mundo experimentará violencia de género en algún momento de sus vidas, la mayoría de las veces por parte de una pareja 
Es más, en los países empobrecidos, más de 200 millones de mujeres al año quieren evitar quedarse embarazadas pero no usan anticoncepción moderna, más de 45 millones reciben atención prenatal inadecuada –o ninguna– y más de 30 millones dan a luz a sus bebés fuera de una instalación habilitada.
“Durante demasiado tiempo se han aceptado estas realidades como inevitables. Nuestro informe muestra cómo se pueden superar, estableciendo una hoja de ruta que los países pueden seguir para poner estos servicios esenciales en su lugar”, explica Ann M. Starrs, copresidenta de la Comisión y presidenta del Instituto Guttmacher.
"Tenemos los medios y el conocimiento para alcanzar la salud y los derechos sexuales y reproductivos universales. Es posible un progreso significativo; es asequible y vital", añade Starrs.
La Comisión propone un nuevo paquete básico de intervenciones que aborda áreas desatendidas como los servicios de infertilidad, prevención, detección y asesoramiento sobre violencia de género, tratamiento y prevención del cáncer cervicouterino, atención segura del aborto, tratamiento y prevención de infecciones de transmisión sexual distintas del VIH y educación sexual integral.
Casi 4.300 millones de personas en edad reproductiva tienen servicios de salud sexual y reproductiva inadecuados a lo largo de sus vidas. El análisis realizado por la Comisión muestra que satisfacer todas las necesidades de servicios de anticoncepción, aborto, salud materna y neonatal, incluida información, educación y asesoramiento en países de bajos y medianos ingresos requeriría una inversión mundial mínima de 54.000 millones de dólares, equivalente a solo 9 dólares por persona al año. 
La evidencia muestra que el acceso a todos estos servicios salva vidas, mejora la salud y el bienestar, promueve la igualdad de género, aumenta la productividad y el ingreso familiar, y tiene beneficios multigeneracionales al mejorar la salud y el bienestar de los niños. 
Estos beneficios rinden dividendos durante muchos años y facilitan el logro de otros objetivos de desarrollo, lo que sugiere que las inversiones en servicios de salud sexual y reproductiva representan una buena relación calidad-precio.
Junto a las mejoras en la atención médica, la Comisión llama a los países a abordar normas, leyes y políticas sociales restrictivas, incluida la liberalización de las leyes de aborto cuando sea necesario, proporcionando información y educación sexual, asegurando que los adolescentes tengan acceso a servicios de salud sexual y reproductiva e información sin discriminación que acabe con la desigualdad de género y el poder desigual en las relaciones.
“Durante demasiado tiempo, los temas relacionados con la sexualidad humana han sido omitidos de la política pública, excluidos de los planes de estudios y evitados en el discurso público. La salud y los derechos sexuales y reproductivos abarcan más que la prevención de enfermedades, incluye el derecho a tomar decisiones sobre el propio cuerpo y una vida sexual satisfactoria, segura y placentera”, escriben los autores de la Comisión.
Por último, La Comisión también subraya la importancia de reunir más pruebas sobre las necesidades de salud sexual y reproductiva de poblaciones distintas que a menudo son marginadas y vulnerables, incluidos adolescentes, personas con diversas orientaciones sexuales e identidades de género, personas desplazadas y refugiadas, y personas que viven con discapacidad.

Sanidad tramita ya el decreto para garantizar el acceso de los LGTIB las técnicas de reproducción asistida

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ha manifestado este jueves en el Pleno que la consejería de Sanidad tiene en fase de tramitación un decreto de autorización de cartera complementaria en nuestra comunidad autónoma para garantizar los derechos reproductivos de los LGTBI mediante técnicas de reproducción asistida.
El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ha manifestado este jueves en el Pleno que la consejería de Sanidad tiene en fase de tramitación un decreto de autorización de cartera complementaria en nuestra comunidad autónoma para garantizar los derechos reproductivos de los LGTBI mediante técnicas de reproducción asistida.
Ha recordado que el Principado mantienen una unidad de referencia clínica en el Hospital San Agustín de Avilés con la actividad clínico hormonal y quirúrgica básica, mientras que la demanda de cambio de sexo se deriva a los centros de referencia del Sistema Nacional de Salud.
Del Busto se ha referido a esta cuestión en su intervención parlamanetaria para responder a una interpelación del diputado de Ciudadanos, Armando Fernández Bartolomé sobre las políticas del Principado en materia de salud sexual.
El responsable de la cartera sanitaria en la región ha indicado que la salud sexual es uno de los asuntos que preocupa a a Consejería de ahí la atención a esta materia que se ha mantenido en los últimos años desde el Ejecutivo asturiano. "Asturias es referente en este asunto con un arsenal de actuaciones en materia de salud sexual", ha dicho Del Busto.
El consejero ha dado cuenta en la Cámara de los diferentes dispositivos del Principado para atender cualquier cuestión derivada de la salud sexual y reproductiva. Así se ha referido a los centros de Planificación familiar; los servicios de interrupción voluntaria de embarazo o la unidad de referencia clínica en Avilés para la transexualidad; así como de los diferentes programas de formación y prevención afectivo sexual entre otros.
Respecto a los datos y cifras reclamados por el diputado de Ciudadanos, Del Busto ha indicado que los mismos están publicados en el portal del Ministerio y en el INE y se puede acceder a ellos.
"Hablemos de sexo". Así ha iniciado su exposición el diputado de Ciudadanos, Armando Fernández Bartolomé, que ha indicado que "han pasado muchos años de ese programa y considera que se ha necesario trasladar a la Cámara algunas cuestiones relacionadas con la salud sexual para conocer en que estado está el Principado en cuanto a la salud sexual".
En este sentido ha manifestado que han pasado siete años desde la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva por lo que se hace necesario hacer en la Cámara una evaluación de lo que se ha hecho en Asturias y cuál es la situación a la que nos enfrentamos.
Ya en su segunda intervención el diputado de la formación naranja ha pedido al consejero que acompañe con datos, cifras e informes la información que aporte en la Cámara, porque "de nada vale decir que somos los primeros en todo si luego no se aportan datos".
"Es absolutamente imposible poder desde la oposición hacerle consideraciones si nadie rinde cuentas ni hay asunción de responsabilidades", ha dicho el diputado de Ciudadanos, que ha insistido en que debe publicarse un informe cuantitativo y cualitativo de la situación en Asturias a partir de la Estrategia de 2011.
CONTRATACIÓN DE PROFESIONALES
Por otra parte el consejero de Sanidad también ha tenido que responder, una vez más, a una pregunta del diputado de Podemos, Andrés Fernández Vilanova, sobre la falta de contratación de profesionales y la consecuente lista de espera en los servicios de Radiodiagnóstico y Traumatología.
Del Busto ha vuelto a reiterar que no existe "cicatería" en las bolsas de empleo y ha vuelto a poner de manifiesto la falta de profesionales sanitarios, un problema que no atañe solo a Asturias sino a todo el estado.

miércoles, 2 de mayo de 2018

2 de MAIO: Día internacional contra o acoso escolar

Actividade contra a lgtbfobia ligada ao acoso escolar no Espazo Diverso

Luns 7 maio ás 19:00h. Rúa Veeduría, nº 2. A Coruña.
Videoforum cortos contra o acoso escolar: TARDE DE CuRTaS CONTRA O ACOSO NAS AULAS



lunes, 30 de abril de 2018

10 de mayo: las organizaciones nos unimos para impulsar el cumplimiento de la agenda 2030

La jornada servirá para analizar el estado de la salud y los derechos sexuales y reproductivos  en España y para impulsar propuestas para que se cumpla la agenda 2030.
En el marco del  Foro Político de Alto Nivel (HLPF) que tendrá lugar en julio de este 2018,  el gobierno español va a presentar un informe voluntario sobre el nivel de cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible fijados en la Agenda 2030.  El Gobierno ha publicado a principio de abril el borrador 0 del Plan de Acción para la implementación de  la Agenda 2030 que está orientado a impulsar de forma inmediata la acción y que contribuirá a la elaboración de una Estrategia de Desarrollo Sostenible.
El proceso de elaboración de dicho informe representa una gran oportunidad para hacer hincapié en la importancia de alcanzar los objetivos y metas de la Agenda 2030 que incluyen la salud sexual y reproductiva, y cuya aplicación es necesaria para que todas las personas puedan ejercer libremente los derechos sexuales y reproductivos:
– Objetivo 3 “garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades”
– Metas 3.7. “De aquí a 2030 garantizar el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva, incluidos los de planificación familiar, información y educación, y la integración de la salud reproductiva en las estrategias y los programas nacionales”
– Objetivo 5 “lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas”
– Meta 5.6. “Asegurar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos según lo acordado de conformidad con el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, La Plataforma de Acción de Beijing y los documentos finales de sus conferencias a examen”.
Por ello, la Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE), con el apoyo de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, propone una jornada formativa y de debate para analizar cuál es el estado actual de   la salud y los derechos sexuales y reproductivos en España  y realizar propuestas para el cumplimiento de la agenda 2030.
Esta sesión es la primera de un proceso que tiene como objetivo profundizar en el conocimiento de la salud y derechos sexuales y reproductivos en la Agenda 2030 para facilitar la elaboración colectiva de propuestas que puedan ser incluidas en la revisión nacional voluntaria que tendrá que presentar el Estado español en el Foro Político de Alto Nivel de Naciones Unidas en julio de 2018.
Las conclusiones y recomendaciones de esta jornada serán debatidas en una segunda sesión que se realizará con integrantes del Congreso y del Parlamento y que contará con el Intergrupo Parlamentario Español sobre Población, Desarrollo y Salud Reproductiva como anfitrión.



Seminario Acompañar y AMAR - Construyendo desde el buen trato.

Sexualidad infantil y adolescencia
Sábado, 5 de mayo de 10:00 a 20:00 h.
En ReCréate Ocio. Calle Isaac Peral, 3, bajo,15008. La Coruña
Dirigido a: madres, padres, familiares, profesionales y estudiantes del ámbito sanitario y educativo, todas las personas interesadas en ampliar el conocimiento y construir claves y recursos para una educación sexual de calidad en las etapas del desarrollo psicosexual. 
La sexualidad infantil y adolescente es un tema de mucha curiosidad y a veces inquietud para las familias y profesionales. 
Los niños, niñas, adolescentes y jóvenes son seres sexuados, y su sexualidad se va a ir expresando de diferentes maneras a lo largo de su desarrollo. La Educación Afectiva y Sexual cobra máxima relevancia en la formación integral de chicos y chicas, porque explica procesos trascendentales como la construcción de la identidad o las relaciones socio-psico-afectivas en el ámbito de nuestra cultura. La Educación Sexual es un derecho de los niños, niñas y adolescentes a tener información rigurosa, objetiva y completa. A nivel biológico, psicológico y social, entendiendo la sexualidad como comunicación humana y fuente de salud, afecto y placer.
En este curso analizaremos el desarrollo evolutivo de la sexualidad de los niños/as y las diversas maneras de expresarla, reflexionado sobre la diversidad sexual, la formación de la identidad erótica, las conductas, ideas y comportamientos acerca de la vivencia y crianza en el desarrollo psicosexual. 
Ofrecemos este espacio como apoyo para las familias y profesionales, estudiantes...un lugar seguro donde puedan reconocer, expresar e integrar las emociones y conceptos acerca de la sexualidad, desde un marco de cuidado, escucha y buen trato, un espacio para que construyamos y encontremos las herramientas imprescindibles para acompañar la sexualidad y el mapa erótico de niños/as.
CONTENIDOS DEL CURSO 
Conceptualización bio-psico-social de la sexualidad
Desarrollo evolutivo de la sexualidad y de la erótica
* nacimiento hasta los 12 años 
Las primeras preguntas - Las primeras respuestas 
Ante determinadas situaciones ¿Qué hacemos?
* El “autoplacer” - Descubriendo su cuerpo 
* La expresión de los afectos 
Pudor, límites y espacios de intimidad
* Pubertad y adolescencia
* Cambios corporales 
Las “primeras veces”
*Identidad y Orientación del deseo erótico
* La masturbación
Recursos audiovisuales y literarios para cultivar el diálogo y la autoestima. 
Recursos audiovisuales y literarios para la educación sexual en casa. 
Acompañamiento de la sexualidad desde el autocuidado y buen trato.

Facilitadora: Jeane Costa (Educadora y Sexóloga) 
Docente en programas de educación afectivo sexual para la infancia y adolescencia. 
Más información: j.costa@sexologiatlantica.com


jueves, 26 de abril de 2018

Hoxe é o dia da #VisibilidadeLesbica

E que mellor que visibilizar tamén a mulleres bravas e valentes que a principio do XX loitaron pola súa liberdade #ElisaEMarcela #visibilidadlesbica #26A

No dejes que el porno en la red eduque a tus hijos en el sexo

En un país como España, en la que la educación sexual no es tan usual como debería, ni en las escuelas ni en muchas familias, pero sí hay acceso universal a los contenidos de Internet, la pornografía se está convirtiendo en el primer punto de contacto de niños y adolescentes con el sexo
La educación en una sexualidad sana y responsable, impartida por personas de confianza, tiene una presencia casi anecdótica para niños y adolescentes en España. Sin embargo, y al mismo tiempo, información y contenidos sexuales de todo tipo están disponibles a cualquier hora y lugar a través de dispositivos móviles conectados a Internet.
En los tubes, agregadores de contenido pornográfico gratuito, se pueden encontrar vídeos amateurs, tráileres de producciones pornográficas, y contenidos pirateados; también materiales malintencionados, como escenas de abusos sexuales, dominación o publicaciones realizadas sin el consentimiento de sus protagonistas. Y todo ello también al alcance de los menores.
Según PornHub, segunda página porno más visitada, España es el décimo país que más tráfico generó a nivel mundial.
Según PornHub, segunda página porno más visitada desde España, nuestro país fue el décimo país que más tráfico generó a nivel mundial, con más de 14 millones de visitantes en 2013. Por pura estadística, podemos asumir que al menos parte de estos consumidores son adolescentes, e incluso preadolescentes.
Iniciativas como Por un uso Love de la Tecnología de Orange pretenden concienciar sobre la importancia de una utilización segura y responsable de los dispositivos móviles y las nuevas tecnologías y generar un debate en las familias, y en la sociedad general, sobre los riesgos que un abuso o mal uso puede causar. Entre los temas que se abordan, el más reciente es precisamente la necesidad de que el libre acceso de los contenidos pornográficos en Internet no suponga un peligro para los menores.
El porno como “tutorial”
“Si bien es cierto que algunas personas se encuentran casualmente con este contenido, la mayor parte de la población joven accede de forma voluntaria a las páginas de pornografía”, asegura Raquel Hurtado, psicóloga, sexóloga, y coordinadora del área de atención a jóvenes de la Federación de Planificación Familiar Estatal. Esta experta explica que los menores pueden sentir curiosidad por algo que han escuchado en clase o en su grupo de amigos, normalmente prácticas concretas, palabras que les hayan podido llamar la atención, y lo buscan a propósito para aprender cómo se hace o incluso para excitarse.
Lo que encuentran es “un modelo muy concreto de erotismo que nada tiene que ver con la realidad”, en palabras de Hurtado. Y lo peor es que no siempre son capaces de entender la diferencia, ya que carecen de herramientas para ello y terminan asimilando como estándares a seguir esas actitudes o prácticas...
Los adolescentes encuentran en Internet un modelo de erotismo que nada tiene que ver con la realidad, con actitudes y prácticas que pueden asimilarse como estándares a seguir
Descubrimiento acelerado
“Antes el sexo se podía descubrir robando una revista o comentándolo a hurtadillas; era una exploración más lenta. Ahora los chavales están expuestos a contenido sexual de manera casi involuntaria, y en ocasiones lo observan y promueven, no como expresión de sexualidad, sino como un medio de comunicación más, una forma de presentarse en sociedad, ser tenido en cuenta o respetado”, reflexiona Marta Pardo, psiquiatra en Sant Joan de Déu, Barcelona.
Lo más preocupante es que la hiperconectividad digital hace que las transgresiones y conductas de riesgo típicas de la adolescencia comiencen a edades mucho más tempranas. En una sociedad hipersexualizada, pero en la que la sexualidad sigue siendo tabú y en la que los padres y madres pueden verse desbordados a la hora de establecer vías de comunicación con los menores a su cargo sobre estos y otros temas que inundan su día a día a través de todo tipo de dispositivos digitales.
“Lo principal es entender que hay que hacer toda una labor de información hacia los hijos, impartiéndola de forma natural y progresiva”, señala María Ribas, psicóloga clínica en Sant Joan de Déu. “E incluso puede que sea más fácil hablar con una prima o una tía de temas y preocupaciones íntimas de lo que lo es con un padre o una madre. Lo ideal es que haya un abordaje transversal sobre la educación y el bienestar de los menores”, añade.
Abordaje transversal, responsable y preventivo
Estas expertas recomiendan sentar las bases de comunicación antes de que haya señales de alerta que animen a una intervención. “Si te aproximas a un adolescente con angustia, el distanciamiento posterior será aún mayor”, dicen desde el equipo de Sant Joan de Déu.
Por ello, los padres han de hacer sentir a sus hijos que están siempre presentes en sus vidas, a su lado, aunque sea manteniendo distancias para respetar su espacio y su autonomía. Y que pueden hablar con ellos, con total confianza, sin miedo y con naturalidad, de cualquier tema y en cualquier momento. Esto es especialmente importante en los grupos más vulnerables (sexualidades no heteronormativas, adolescentes trans, por ejemplo), donde es crucial que las relaciones familiares sean un espacio de consulta libre de juicios o represalias.
Estas especialistas recomiendan, además, una supervisión -que no vigilancia- de la actividad online de los menores, sobre todo antes de los 16 años de edad. “Nosotras recomendamos utilizar tecnología de control parental, y además que no haya ningún espacio online que utilice el menor al que los padres no puedan acceder: todas las contraseñas y códigos de bloqueo deben ser compartidas y su actividad revisada de forma pactada”.
A partir de los 16 años, el adolescente puede legalmente declarar una autonomía sexual, y el papel de los padres pasa a ser de acompañamiento más que de supervisión, estableciendo siempre unas reglas de confianza entre ambas partes.
“Lo principal es entender que hay que hacer toda una labor de información hacia los hijos, impartiéndola de forma natural y progresiva”, señala María Ribas.
Para que los y las adolescentes puedan navegar por la red y explorar su sexualidad de forma segura y sana deben contar con sistemas de apoyo y recursos educativos que les doten de capacidad crítica y autonomía: una formación que les ayude a discernir los estímulos e influencias que reciben. En lo que respecta al acceso a la sexualidad, “se pueden ofrecer alternativas” a la pornografía online, declara Hurtado. Por ejemplo: “Proponer un listado de páginas web con recursos fiables que informen sobre sexualidad”.
También se puede conversar sobre el tema, preguntando a los adolescentes por qué creen que una persona joven accedería a una página porno, incidir en la diferencia entre realidad y ficción, desmitificar los modelos de belleza y de erótica de la pornografía y hacer hincapié en las dimensiones afectivas de las relaciones. Todo un trabajo que los progenitores deben llevar a cabo para que sus hijos e hijas aprendan a cuidarse siendo y sintiéndose cuidados.

Datos falsos y desinformación sobre educación sexual en un libro de 3º de la ESO

Un manual de la editorial Casals recomienda “abstinencia” y “fidelidad”, y solo en tercer lugar el preservativo, para evitar enfermedades de transmisión sexual.
Un libro texto de Biología de 3º de la ESO de la editorial catalana de tradición católica Casals recomienda la “abstinencia”, la “fidelidad” y, en última instancia, el uso del “preservativo” para prevenir enfermedades de transmisión sexual, según ha desvelado este lunes la cadena SER. El manual, editado en 2015 y que al menos se usa en siete institutos públicos, contiene datos erróneos y consejos que favorecen la desinformación:
Prevención de las enfermedades sexuales
El libro de texto recomida la “estrategia A, B, y C”, es decir, “abstinencia”, “be faithful” (del inglés “se fiel”) y “condón o preservativo” para evitar el contagio de sida. Sobre el preservativo, el libro afirma que “dificulta la infección, pero no la evita por completo”, y añade que “podría favorecer algunas prácticas de riesgo como el cambio de pareja, tanto homosexual como heterosexual”.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda, como primera medida, “utilizar correctamente el preservativo masculino o femenino” y no menciona, en ningún caso, que su uso inste a realizar prácticas de riesgo. En cuanto a la abstinencia, si bien está claro que previene las enfermedades de transmisión sexual, según el último manual sobre educación sexual de la Unesco, publicado el pasado enero, los estudios demuestran que “los programas de abstinencia total no evitan la precocidad sexual entre los jóvenes y tampoco reducen la frecuencia de las relaciones sexuales ni el número de parejas”.
“El aborto en España crece de forma exponencial”
El manual ofrece datos falsos sobre las interrupciones voluntarias del embarazo en España. Según afirma, es “el único país europeo en el que el aumento del número de abortos ha sido exponencial en los últimos 20 años”, y asegura que “actualmente” se practican unos “115.000 al año”. Según las cifras del Ministerio de Sanidad, el número de abortos se ha reducido en los últimos cinco años. En 2016, el último año con datos consolidados, hubo en España 93.131 interrupciones voluntarias del embarazo, la cifra más baja de los últimos 10 años. El dato que ofrece el libro de texto de Casals, de 115.000 abortos, se corresponde con cifras de 2008, pese a que el manual fue editado en 2015.
“Gran parte de los abortos se practican por causas económicas”
En los datos estadísticos que recopila el Ministerio de Sanidad sobre las causas para interrumpir voluntariamente un embarazo no figuran los motivos económicos. Según el informe de 2016 —las cifras son similares en los últimos cinco años—, el 89,67% de los abortos se realizaron “a petición de la mujer”, el 6,38% por “grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada”, el 3,61% por “riesgo de graves anomalías en el feto” y el 0,34% por “enfermedad extremadamente grave o incurable”. De estos datos es imposible afirmar, por tanto, que “gran parte de los abortos se practican por causas puramente económicas”.

¿Cómo está modificando el porno las conductas sexuales de las nuevas generaciones?

Expectativas poco realistas y roles dominación por la falta de educación y una visión falocéntrica del sexo. La percepción del sexo en las generaciones que han nacido en la era digital es muy distinta.
“Nos encontramos con muchas consultas sobre el tamaño del pene. También me preguntan por qué eyaculan poco y muchos piensan que deben durar una hora u ofrecer una respuesta sexual que casi no es humana”, relata la doctora Carme Sánchez Martín, psicóloga y co-directora del Institut de Sexologia de Barcelona.
En los últimos veinte años los hábitos sexuales han cambiado mucho, desde que la pornografía se ha vuelto tan fácilmente accesible. Internet y la tecnología lo han revolucionado todo. Hoy en día, ver vídeos porno es una práctica cada vez más popular, a todas las edades, para todos los géneros y en todos los lugares del planeta.
Las webs para adultos son responsables del 4,41% de todo el tráfico de Internet. PornHub, el portal de porno más popular, tiene 4,4 billones de visitas al mes. La categoría ‘adultos’ ocupa el séptimo lugar entre las más buscadas. España es el duodécimo país del mundo en consumo de pornografía en línea.
Todavía no están claras las consecuencias de esta sobreexposición, en particular, con respecto a la sexualidad de las nuevas generaciones. Lo que sí sabemos es que hoy los jóvenes descubren el sexo a través de la pornografía, que ha reemplazado a amigos y familiares. Covenant Eyes señala que el primer contacto con el porno online se produce en media a los 12 años, siendo la ausencia de la educación sexual en los planes educativos una constante en muchos países.
Una imagen irreal y sexista
La pornografía no vuelve ciego a nadie, pero puede tener otras consecuencias. Sin embargo, muchos de los estudios realizados no concuerdan, a menudo se contradicen entre sí o tienen muestras insuficientes para producir análisis fiables. Uno de los problemas más verificables es la brecha que se produce entre las expectativas generadas por la ficción pornográfica y la vida real.
La pornografía convencional, la más fácilmente accesible, a menudo vehicula una imagen falsa del sexo. “Cuando hablo en las escuelas siempre digo: ¿Tu te crees todo lo que sale en Star Wars? Pues en el porno es lo mismo”, apunta la doctora Sánchez.
Según algunas investigaciones, además de crear expectativas sexuales poco realistas, la pornografía también puede alimentar actitudes sexistas: lleva a los hombres a ser menos disponibles hacia las necesidades del otro sexo o a desarrollar un deseo de dominación. “Nacen conductas que pueden ser humillantes, como la idea de que a todas las mujeres les guste que les rieguen la cara con semen”, explica la doctora.
De hecho, la mayor parte de la pornografía es asimétrica, muestra una visión falocéntirca y crea modelos alejados de la realidad, lo que puede producir complejos y conductas distorsionadas. Un estudio publicado por el Journal of Sex Research evidencia como el porno podría haber enviado el mensaje de que el orgasmo femenino es menos importante que el masculino. Mientras que los hombres alcanzan el orgasmo en el 78% de los vídeos analizados, las mujeres llegan al clímax solo en el 18,3% de los casos.
Cambio de hábitos sexuales
Asistimos también a un cambio en los hábitos sexuales, relacionado con los modelos propuestos. Un estudio sueco de 2016 encontró que el porcentaje de chicas de 16 años que habían practicado sexo anal se duplicaba si se consideraban solo las que consumían porno. En 2014, el British Medical Journal publicó una encuesta según la cual la mayoría de los adolescentes creía que era el porno lo que empujaba a muchos jóvenes a experimentar esta práctica, y a competir con los amigos en este aspecto.
Disfunciones y adicción
En ocasiones, incluso la disfunción eréctil se atribuye a un consumo excesivo de pornografía, pero no hay investigaciones para demostrarlo de manera cierta, y tampoco las hay para el declive del deseo. En la opinión de Sánchez, “los adictos a la pornografía por internet pueden sufrir una bajada de interés y deseo sexual hacia su pareja, porque ésta ‘sexualidad a la carta’ es mucho más fácil y rápida”.
La Universidad de Cambridge ha comparado el abuso de la pornografía con las drogas. A través de la resonancia magnética sobre personas que presentaban un comportamiento sexual compulsivo, se observó una mayor actividad en tres regiones cerebrales que también son activadas por drogadictos cuando se enfrentan a las drogas.
Sin embargo, el tratamiento de esta dependencia es diferente, ya que, como explica la doctora, “al alcohólico les puede decir que no pruebe más alcohol, pero para el sexo no es así. Tienes que condicionar la respuesta sexual para uno estímulos y no para otros. Hacia una persona y no de manera compulsiva con una máquina”.
La educación sexual es la mejor respuesta
Es posible que se puedan frenar las consecuencias negativas, sensibilizando hacia un consumo de pornografía más realista y neutral desde el punto de vista del género de referencia. “Con una buena educación sexual no me preocuparía mucho de que hubiera pornografía disponible para todos. A veces, hasta recomiendo un determinado tipo de porno, más igualitario, en terapia de pareja”, asegura la doctora Sánchez.
De hecho, el porno es también un síntoma de un cierto grado de liberación sexual y mental en la sociedad y ha contribuido a la emancipación del placer sexual. La pornografía está cambiando mucho gracias a directoras como Erika Lust, que intentan hacer “películas para personas que no creen que el sexo tenga que ser siempre presentado como algo barato, insípido y vulgar”.
La OMS empieza a tener en cuenta también la influencia de la pornografía en primaria
Sin embargo, el adolescente inexperto puede inferir información incorrecta, como que practicar sexo sin protección no sea peligroso. También por esta razón, la división europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recientemente publicado unas pautas que invitan a incluir discusiones sobre la influencia de la pornografía en la sexualidad desde la escuela primaria.
Partir del supuesto de que la pornografía siempre tiene una influencia negativa es reductivo: es un contenedor de infinitos tipos de representaciones sexuales y de género. Básicamente, es un instrumento que se vuelve dañino o útil según cómo se use. Así que la educación tiene una influencia decisiva.

Hablar de sexo desde los 4 años: El método con el que Holanda ha bajado tasas de embarazos precoces

“La madre tiene una barriga enorme, ¿a qué se debe esto?”, pregunta una profesora de primaria holandesa ante la clase que la mira con atención. Es allí donde una pequeña de 5 años de edad responde: “Ellos hicieron el amor, ¿no?”. “Sí, ellos hicieron el amor. Muy bien”, responde la profesora, quien enseña a sus alumnos sobre sexualidad, virginidad, anticoncepción y lo que significa estar enamorado, de forma simultánea a las clásicas asignaturas que suelen estar presentes en la escuela primaria.
Mientras que los niños de cuatro años aprenden de sexualidad y la forma en que vienen los niños al mundo, los estudiantes de ocho se interiorizan sobre autoimagen y estereotipos de género, y los de 11 discuten sobre orientación sexual y opciones anticonceptivas. Así es cómo la educación sexual se lleva a cabo en los Países Bajos, que tienen las tasas de embarazo adolescente y contagio de enfermedades venéreas más bajas a nivel mundial.
El acceso temprano a información sobre sexualidad humana permite que la normalización del sexo, a raíz de lo cual los niños no perciben en esto algo desconocido, lo que retrasa la edad del primer encuentro sexual. De acuerdo al testimonio de los profesores de los Países Bajos, quienes son instruidos por orden del Ministerio de Educación sobre educación sexual, los estudiantes no sienten la necesidad de adelantar su iniciación sexual, ya que desde pequeños han coexistido junto a qué y cómo es el sexo.
El ejemplo de los Países Bajos refuerza con creces la idea de que la información permite que los ciudadanos puedan tomar mejores decisiones a futuro y así criar a niños conscientes de lo que ocurre en sus cuerpos y lo que puede llegar a pasar si es que no toman las precauciones necesarias. Los maestros no hablan de sexo explícito, ya que aseguran que el propósito de la educación sexual temprana va mucho más allá de saber lo que es una relación sexual. Los niños no sólo aprenden de anatomía humana y de anticoncepción, sino que se interiorizan en cómo afrontar y enfrentar el abuso y la intimidación sexual.
Por ley todos los estudiantes de los Países Bajos deben recibir alguna forma de educación sexual, sin embargo esto permite variaciones que pueden ser abordadas por los profesores. Pese a que el sistema acepta la flexibilidad en la enseñanza, la diversidad y la asertividad sexual deben estar presentes en las salas de clases desde la enseñanza primaria. 
De esta forma los niños normalizan conceptos como bisexualidad, homosexualidad, sexo, preservativos, etc. Esto alude al verdadero propósito de este tipo de enseñanza, la cual percibe la información sobre sexualidad humana como un derecho intrínseco del ser humano, ya que se trata de un proceso normal y natural que experimenta el hombre y la mujer a través de su vida. 
A pesar de que las tasas de embarazo adolescente y contagio de enfermedades de transmisión sexual responden a la facilidad o dificultad que existe en el acceso a métodos de anticoncepción, la educación instaurada en dichos países ha probado una vez más que la información lo es todo.
De acuerdo a cifras exteriorizadas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos del gobierno de Estados Unidos, el 66% de los adolescentes norteamericanos aseguraron que les hubiese gustado esperar más tiempo para tener relaciones sexuales por primera vez, porcentaje que se encuentra en sintonía con la alarmante cifra de embarazo adolescente: 1 de cada 3 jóvenes norteamericanas queda embarazada. 
La normalización del sexo a través de la información como única alternativa para disminuir las tasas
En Holanda los preservativos pueden conseguirse a través de dispensadores que se encuentran en prácticamente todas las esquinas de la ciudad, mientras que la píldora anticonceptiva es gratuita para todas las mujeres menores de 21 años, hecho que no ha incrementado el “libertinaje” como muchos temían, sino que, por el contrario, los jóvenes hoy coexisten con vasta información para tomar decisiones favorables para su vida sexual.
En comparación con la gran mayoría de los países, Holanda y de acuerdo a un estudio realizado por Rutgers WPF, 9 de cada 10 holandeses utiliza algún método de anticoncepción en su primer encuentro sexual, y también cada uno decide por voluntad propia retrasar su iniciación sexual. 
Múltiples informes coinciden en que la educación sexual integral desde temprana edad influye directamente en las tasas más reducidas de embarazos no deseados, muertes maternas, abortos inseguros y enfermedades de transmisión sexual. Un informe de las Naciones Unidas, realizado en el 2008, demostró que dicha educación permite que los adolescentes “exploren sus actitudes y valores para adquirir habilidades que necesitarán para tomar decisiones informadas sobre su sexualidad”. 
Robert Van Der Gaag, del Centro Regional de Salud Pública de Holland Central, aseguró que la educación sexual apunta también a que los jóvenes puedan y sepan defenderse ante situaciones que atenten contra sus derechos como humanos y reproductivos. De la misma forma que las niñas aprendan a que sus deseos sexuales son perfectamente naturales y que no deben adoptar un papel de pasividad en una relación sexual, así como los niños son alentados a abrazar sus emociones.
“Tenemos que ayudar a los jóvenes a navegar por todas las opciones que enfrentan y defenderse en todas las situaciones, sexuales y de otro tipo”.

Portugal aprueba la autodeterminación de género a partir de los 16 años y se sitúa en el grupo de países más avanzados en esta materia

El Parlamento portugués reconoce el derecho a la autodeterminación de género a partir de los 16 años sin necesidad de informes médicos.
También se aprobaron mayores protecciones para las personas intersexuales.
El Parlamento portugués acaba de aprobar, con 109 votos a favor y 106 en contra, una propuesta de ley sobre el derecho a la autodeterminación de la identidad de género y la expresión de género y el derecho a la protección de las características sexuales de cada persona, que permite a las personas transgénero modificar su documentación legal acorde a su identidad de género sin necesidad de cirugías o diagnósticos psicológicos o psiquiátricos, además de prohibir a los médicos que tomen la decisión sobre la reasignación de género en los bebés intersexuales. Portugal se une al reducido grupo de países europeos en el que las personas transgénero no necesitan de ningún tipo de diagnóstico psicológico o psiquiátrico para poder modificar sus documentación legal acorde con el género con el que se identifican mediante una ley aprobada este viernes, 13 de abril, que también incluye la prohibición de las cirugías innecesarias en bebés intersexuales en caso de ambigüedad en el momento del parto, a no ser que la intervención sea estrictamente necesaria para su supervivencia.
Portugal vuelve a adelantarse a España y consigue actualizar su ley de identidad de género, incorporando a esta el principio de autodeterminación de género. Sigue así el ejemplo de otros países de nuestro entorno, como Grecia, Irlanda, Dinamarca, Malta, Bélgica o Noruega, que también han actualizado en los últimos años sus leyes y que, como explican en ILGA, separa el ámbito clínico del legal y evita a las personas trans tener que atravesar una gran barrera burocrática (la necesidad de presentar documentos médicos) asociada a prejuicios.
Con el apoyo del gobernante Partido Socialista, al que se han sumado el Bloque de Izquierda, Los Verdes y el Partido de las Personas, los Animales y la Naturaleza (PAN), el parlamento portugués ha sacado adelante una reforma legislativa que reconoce explícitamente la autodeterminación de género para mayores de 16 años, de forma que se podrá solicitar el cambio en el registro civil sin necesidad de justificaciones o informes médicos. El Partido Social Demócrata (PSD), socio europeo del PP español, ha votado en contra, junto con los democristianos del CDS. Solo la diputada socialdemócrata Teresa Leal Coelho, en las bancadas de la derecha, ha decidido romper la disciplina de voto y sumarse al «sí» de las formaciones progresistas. El Partido Comunista se ha abstenido.
El pasado mes de enero adelantábamos que el gobierno socialista de Portugal trabajaba en un proyecto de actualización de la ley de identidad de género para eliminar la necesidad de un diagnóstico de “trastorno de identidad de género” de cara a la modificación del sexo registral, así como para reducir de 18 a 16 años el límite de edad a partir de la cual solicitar la modificación. También informábamos de que el proyecto de ley contemplaba el tratamiento en las escuelas de los menores de acuerdo a su identidad y la prohibición de que los bebés intersexuales sean sometidos a cirugía para asignarles un sexo u otro. Finalmente, no ha habido sorpresas y la nueva ley, sin recortes de derechos con respecto al proyecto inicial, ha salido adelante gracias al voto favorable de la izquierda en la Asamblea de la República de Portugal (el parlamento unicameral del país luso).
Aunque el Partido Social Demócrata portugués no tiene una trayectoria tan hostil a los derechos LGTB como la de, por ejemplo, el Partido Popular español (recordemos que ambos son socios del Partido Popular Europeo), cabe destacar que solo una diputada socialdemócrata, Teresa Leal Coelho, ha roto la disciplina de voto de su partido para apoyar la reforma de la ley de identidad de género. En este sentido, y a excepción de la mencionada parlamentaria, el PSD portugués se escora más hacia la derecha y se aleja del «aperturismo» que demostró en 2010, cuando se aprobó la primera ley de identidad de género (que entraba en vigor en 2011 y que ahora se acaba de actualizar), en la que 12 de los 81 diputados de esta formación votaron a favor.
Según ha explicado la secretaria de Estado para la Ciudadanía e Igualdad de Portugal, Rosa Monteiro, el gran objetivo de este nuevo texto legislativo es «mitigar el sufrimiento» y mejorar la calidad de vida de las personas trans, «crear condiciones para que las realidades y experiencias de vida de estas personas sean más conocidas» y que «sus situaciones sean evaluadas sin ningún prejuicio». Monteiro también resalta que la ley aprobada este viernes en el parlamento luso asegura la protección de las personas intersexuales al exigir su «consentimiento expreso» para que sea realizado cualquier tratamiento o intervención quirúrgica, farmacológica o de otra naturaleza que implique modificaciones en el cuerpo o de sus características sexuales, por lo que no se podrá intervenir a bebés para escoger su sexo.
Por su parte, los activistas de ILGA Portugal se sienten muy satisfechos con el resultado de esta votación, aunque consideran que aun quedan cosas por hacer en cuanto a la atención de  los menores de 16 años o las personas emigrantes y refugiadas. Según explica Daniela Bento, coordinadora del grupo GRIT de personas trans de esta asociación, “con la aprobación de esta ley, el Estado está finalmente diciendo que está del lado de las personas trans y que las reconoce en plenitud, dando señales a la sociedad de que merecen toda la dignidad en su vida diaria“.  También recordó que las personas intersexuales “tienen derecho a una experiencia vital de sus cuerpos íntegra, sin mutilaciones, sin decisiones no consentidas o sin su expresa voluntad”.
España, otra vez retrasada
En España, la ley 3/2007 ha envejecido de forma prematura: sigue vigente la necesidad de un diagnóstico de «disforia de género» y la exigencia (con algunas excepciones) de dos años de tratamiento hormonal para que tu identidad sea legalmente reconocida en todos los documentos oficiales. Y aunque leyes posteriores de ámbito autonómico hayan incorporado ya el principio de la despatologización, no dejan de ser normas de alcance limitado por lo que a este aspecto se refiere, que no permiten modificar algunos de los documentos más importantes. Y en el caso de los menores, todo sigue a criterio del juez de turno.
En este momento, se tramita en el Congreso una proposición socialista que elimina la necesidad del diagnóstico médico o psicológico para proceder a la rectificación registral y facilita el acceso a esta de las personas extranjeras y de los menores transexuales (sin necesidad de intervención judicial), la iniciativa fue registrada en febrero de 2017 por el grupo socialista del Congreso , si bien no fue hasta noviembre cuando el pleno del Congreso aprobó iniciar la reforma de la ley de identidad de género y despatologizar la transexualidad, con la oposición del PP. La Mesa del Congreso, controlada por PP y Ciudadanos, ha mantenido paralizado el proceso mediante sucesivas ampliaciones del plazo de presentación de enmiendas (cuatro, en este caso) y no ha sido hasta febrero cuando la Mesa del Congreso desbloqueó su avance.
Por otra parte, el grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha registrado recientemente en el Congreso una proposición de ley «sobre la protección jurídica de las personas trans y el derecho a la libre determinación de la identidad sexual y expresión de género». Se trata de una propuesta legislativa que va más allá de la proposición socialista, referida al proceso de rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas y contempla además medidas en los ámbitos sanitario, social y laboral, educativo, del deporte o de los medios de comunicación, entre otros, por lo que puede considerarse una versión estatal de algunas de las leyes integrales de transexualidad ya aprobadas en varias comunidades.
Las personas transgénero pueden decidir
Varias naciones europeas requieren que las personas transgénero se sometan a procedimientos médicos como cirugías y esterilización después de haber sido diagnósticas con algún trastorno mental que justifique la decisión de su reasignación de género, además de divorciarse en el caso de que hayan contraído matrimonio si quieren que el gobierno reconozca legalmente su derecho a cambiar de género. Como hemos dicho más arriba, además de Portugal, entre esos países tampoco se encuentran Malta, Irlanda, Bélgica, Noruega y Dinamarca.
«Cuando se confía en las personas trans para que tomen decisiones por sí mismas, se señala el respeto, se simplifican los procedimientos. Permite a cualquier persona que necesite reconocimiento legal de género pasar rápidamente con este paso burocrático y continuar con sus vidas», declara Richard Kohler, funcionario sénior de políticas de Transgender Europe.
Sigue siendo insuficiente para las personas intersexuales
En lo que se refiere a la prohibición de practicar cirugías en bebés intersexuales, tan sólo Malta, y ahora Portugal, prohíben que se practiquen en bebés que nacen con genitales tanto masculinos como femeninos, al ser una decisión que debe tomar cada individuo en función del género con el que se identifique a medida que se va desarrollando como persona. Alrededor de 1,7 % de la población mundial, unas 129 millones de personas, es intersexual según la Organización de Naciones Unidos.
Malta y Portugal no son en este caso las únicas naciones europeas que contemplan esta medida, sino las únicas del mundo. Habitualmente son los médicos los que toman la decisión de «masculinizar» o «feminizar» los genitales de los bebés intersexuales menores de 2 años con la creencia de que les facilitará la vida. Pero lo que se hace para aliviar mayormente la angustia de los padres, puede causar daños irreparables de por vida en quienes han sido intervenidas estas cirugías, que a veces conllevan esterilización, pérdida de sensación sexual u otras complicaciones de salud.