lunes, 31 de octubre de 2016

Científicos hacen un gran avance en el desarrollo de un método anticonceptivo masculino

Han pasado más de 50 años desde que se puso a disposición de las mujeres la primera píldora anticonceptiva oral, aunque nunca se ha creado un producto similar para los hombres. Sin embargo, ahora la ciencia está haciendo grandes progresos en esa dirección.
Según reportó el Telegraph, investigadores del Reino Unido han desarrollado un compuesto que desactiva temporalmente la proteína que le imprime movimiento a la cola de los espermatozoides. Como resultado, los espermatozoides no pueden nadar y fertilizar el óvulo femenino, por lo que no se produce el embarazo.

“Los resultados son sorprendentes y casi instantáneos. Si tomamos un poco de esperma sano y le agregamos nuestro compuesto, a los pocos minutos los espermatozoides no pueden moverse, literalmente”, explicó el Dr. John Howl, investigador principal y profesor de farmacología molecular en la Universidad de Wolverhampton, en Inglaterra.

Howl le confesó a Yahoo Vida y Estilo que tanto él como sus colegas se quedaron “muy sorprendidos” en muchas etapas de su investigación. “Los espermatozoides son objetivos muy difíciles para los medicamentos convencionales, así que nos emocionó descubrir que los péptidos de penetración celular (CPPs, por sus siglas en inglés) pueden dirigirse a diferentes partes dentro del esperma”, comentó. Howl también indicó que le sorprendió que fueran capaces de manipular la fisiología del esperma usando los CPPs, unas moléculas bioactivas que llamaron “bioportidos” y que utilizaron para influir en la motilidad de los espermatozoides.
Howl y su equipo aún no han desarrollado una píldora pero indica que “contamos tanto con un compuesto principal muy interesante como con la tecnología innovadora que se necesita para desarrollar esta idea en el plano clínico”. Howl también afirma que tiene un “potencial enorme” para desarrollar un nuevo método masculino de control de la natalidad, sobre todo teniendo en cuenta que aproximadamente el 40% de los embarazos son no deseados.
Sin embargo, su equipo no es el único que está trabajando en la creación de un método masculino de anticoncepción. La Parsemus Foundation, con sede en el Área de la Bahía de San Francisco, está trabajando en un producto denominado Vasalgel, una barrera inyectable que sella los conductos deferentes del hombre (el tubo pequeño a través del cual viajan los espermatozoides). El gel funciona como un filtro pues permite que pasen los fluidos, pero bloquea los espermatozoides. Se espera que sus ensayos en humanos comiencen este año.
En Japón, unos investigadores también han encontrado unos inhibidores de proteínas que podrían utilizar para crear una píldora anticonceptiva masculina. En el estudio recurrieron a dos inhibidores químicos para suprimir la proteína calcineurina en ratones, provocando así una infertilidad temporal. Comprobaron que los ratones macho a quienes habían bloqueado la calcineurina mantenían relaciones sexuales con los ratones hembra pero ninguna salió embarazada.
Adam Ramin, Doctor en Medicina, cirujano urólogo y director médico del “Urology Cancer Specialists” en Los Ángeles, le dijo a Yahoo Vida y Estilo que los últimos descubrimientos plantean “un concepto interesante”. Sin embargo, puntualizó que el mecanismo que impulsa la cola de los espermatozoides es el mismo que estimula los movimientos de otras células del cuerpo, como los cilios, unas estructuras similares al pelo que se extienden desde la superficie de las células. Los cilios se encuentran en nuestro tracto respiratorio y nos ayudan a expulsar las toxinas y los productos químicos que respiramos accidentalmente, y también intervienen en el movimiento de las sustancias a través del tracto digestivo.

Por otra parte, David Kaufman, urólogo y Doctor en Medicina del “Central Park Urology” de Nueva York, le dijo a Yahoo Vida y Estilo que no considera que este método represente un riesgo potencial para la salud urológica masculina, pero también indicó que es necesario “determinar con mucho cuidado” el tiempo de uso.

“Imagino un escenario en el que los espermatozoides no se vean afectados por el medicamento y uno de ellos ‘escape’”, dijo y señaló además que no podemos olvidar que un hombre fértil tiene millones de espermatozoides que tendrían que ser desactivados.

Ramin afirma que en este caso la pregunta más importante sería: ¿cuán específica puede ser esa proteína en particular?.
“¿Solo detendrá el movimiento de la cola de los espermatozoides o también afectará la motilidad de otras estructuras de nuestro cuerpo, como los cilios?”.

Sin embargo, está seguro de que los científicos desarrollarán un método anticonceptivo masculino que sea tan eficaz como la versión femenina, ya sea influyendo en la producción de esperma o directamente sobre las funciones de los espermatozoides que les permiten diseminarse. “En el futuro cercano se encontrará una solución”, afirmó.