lunes, 31 de octubre de 2016

A Coruña es la séptima provincia española donde Interior detectó más delitos de odio

Ocupa el segundo puesto a nivel nacional en infracciones por razones ideológicas - El 65% de los incidentes registrados en Galicia se producen en la provincia coruñesa.

Una treintena de delitos por diferencias ideológicas, 16 por discapacidad, 11 por racismo, cuatro por orientación o identidad sexual, uno por situación de exclusión o pobreza (aporofobia) y otro por diferencias religiosas. En total suman 64 delitos de odio contabilizados en Galicia el año pasado. La provincia de A Coruña concentra el 65% de estos incidentes y nueve de cada diez de los delitos por razones ideológicas registrados en la comunidad gallega. Eso explica que A Coruña sea la séptima, entre las 50 provincias españolas, con más delitos de odio y la segunda en lo que se refiere a infracciones por ideología.

Lesiones, amenazas, injurias, actos racistas y xenófobos, daños, abusos sexuales, vejaciones y trato degradante son las principales infracciones conocidas como delitos de odio contra otras personas por cuestiones de raza, etnia, religión, edad, discapacidad, orientación o identidad sexuales, razones de género, situación de pobreza y exclusión (aporofobia) o por diferencias ideológicas y de creencias religiosas. El Ministerio del Interior constató el año pasado un leve repunte de los delitos de odio en Galicia con dos casos más en 2015, de 62 a 64. Casi el 65% de los hechos se detectaron en la provincia de A Coruña, con un total de 41 incidentes, mientras que en Pontevedra se contabilizaron una docena. 

En el caso de A Coruña, son ocho delitos menos que en el ejercicio anterior, pero aún así se coloca entre las 50 provincias de toda España como la séptima en la que el departamento autonómico contabilizó más infracciones penales o administrativas relacionadas con delitos de odio. Por delante, en la clasificación, se colocan Barcelona (215 incidentes), Madrid (159), Vizcaya (126), Valencia (65), Guipúzcoa (52) y Toledo con solo un caso más que la provincia coruñesa.

Galicia destaca en lo que se refiere a los delitos relacionados con la ideología con un total de 31, que coloca a la comunidad en el segundo puesto, empatada con Castilla-La Mancha y solo por detrás de Cataluña con 83 asuntos. Entre las provincias españolas más afectadas se cuela de nuevo A Coruña, en esta ocasión en el segundo puesto con 28 infracciones, lo que significa que acapara el 90% de los delitos por razones ideológicas registrados en toda Galicia.

De los hechos conocidos por el Ministerio del Interior y recogidos en su informe anual, 64 se dieron en la comunidad gallega y de ellos, la mitad por diferencias de ideología. Le siguen los 16 delitos de odio por discapacidad, 11 por racismo y cuatro por orientación o identidad sexual. También se detectó un episodio de aporofobia y otro por diferencias religiosas. Estos dos últimos han sido esclarecidos, al igual que tres de los cuatro detectados por orientación sexual, 13 de los 16 contra personas con discapacidad (el 81%) y cuatro de los 11 actos de xenofobia (36%). El nivel de resolución es menor en las cuestiones de ideología, con seis asuntos de los 31 de los que el Gobierno tiene constancia, lo que representa menos de un 20% de casos cerrados. En total, el índice de esclarecimiento de estos delitos en Galicia ronda el 44% con 28 resueltos de los 64 investigados.

Las investigaciones de las autoridades se han saldado con 19 detenidos el año pasado por delitos de odio, cuatro menos que en 2014 y el 74%, arrestados por atentar contra personas con discapacidad. Los hechos delictivos de este tipo han dejado 52 víctimas, un 22% menos que las 66 contabilizadas el ejercicio anterior, de las que el 42% han sufrido ataques por razones ideológicas y la cuarta parte por discapacidad, con 22 y 13 afectados respectivamente.

A nivel nacional, la cifra de delitos de odio registrada por las fuerzas y cuerpos de seguridad en España en 2015 asciende a un total de 1.328 incidentes, un 3,3% más en comparación con 2014. En todos los ámbitos delictivos se ha producido un repunte en relación al año anterior, salvo en el antisemitismo y la orientación e identidad sexual, categorías en las que las infracciones se han reducido en un 62,5% y un 67,1%. El racismo y la xenofobia concentran cuatro de cada diez delitos, mientras que el rechazo por ideología representa el 23%.