miércoles, 8 de junio de 2016

Terrassa repartirá copas menstruales e impartirá talleres de salud sexual

La moción, aprobada casi por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento, contempla una partida de 15.000 euros anuales si la Generalitat no acepta financiarlo.

El pleno de abril del Ayuntamiento de Manresa debatió y aprobó una enmienda de CDC y ERC a la proposición de la CUP sobre métodos de recogida de sangrado de las copas menstruales y las esponjas marinas. Un tema que levantó una gran expectación mediática y puso sobre el mapa a la capital del Bages durante algunos días. Con mucho menos ruido y aspavientos se hizo lo propio en Terrassa. Fue en el plenario del pasado mes de mayo y contó con un apoyo prácticamente unánime, excepto el PP que votó en contra. Curiosamente la CUP de Manresa emitió un comunicado felicitando al municipio egarense por tener una serie de puntos “muy ambiciosos”.

La moción cupaire contiene un paquete de medidas alrededor de la salud sexual de las adolescentes y las mujeres que pretenden informar “al máximo sobre la menstruación y evitar que continúe siendo una especie de tabú”, indica la formación. Entre algunas de las iniciativas, se pedirá al Ministerio de Hacienda de la aplicación de un IVA superreducido del 4% para los productos de higiene femenina. El Ayuntamiento organizará talleres educativos dirigidos a los escolares de segundo de ESO de los institutos de la localidad que lo soliciten.

Se hará con personal especializado que dará a conocer las diferentes modalidades de recogida de sangrado actuales, aportando los pros y contras que conllevan. Por ejemplo las mediáticas copas menstruales y las esponjas marinas, “dos métodos con poca visibilidad a nivel mediático y social”, determina la CUP, que considera que “son sistemas más económicos, sostenibles a nivel ambiental e incluso menos agresivos para el cuerpo humano”. Además, se entregará a las mujeres y adolescentes, que así lo pidan, uno de estos productos higiénicos y por esta razón pedirá a la Conselleria de Salut que asuma la financiación, aunque la propuesta contempla la posibilidad que no se produzca y aprobaron una partida anual de 15.000 euros. Aún así, el abanico no se limitará a estos, también se añadirán compresas de ropa, tampones y compresas de un solo uso.

La coordinadora de la formación municipal, Sara Moya, en una carta abierta justifica que “promover el cuidado sobre nosotras mismas es también superar los estereotipos y roles de género” y la intención de la moción es facilitar que la mujer se acerque al conocimiento de su propio cuerpo y reconocimiento posterior. Asegura que con más “concienciación” puede comportar más cuidado a una misma y critica que se “desvalorice” el ciclo menstrual “considerándolo únicamente de tres a cinco días de sangrado al mes”.