miércoles, 7 de septiembre de 2016

La mortalidad mundial por VIH/Sida se reduce un 33% en la última década

La mortalidad por VIH/Sida ha experimentado una significativa reducción en la última década,  sin embargo la tasa de nuevas infecciones permanece estable a nivel mundial. En 2015 el número de personas fallecidas por esta enfermedad fue de 1,2 millones, una cifra que sobrepasaba los 1,8 millones hace diez años, lo que supone una reducción del 33% en este periodo.

Aumenta de manera constante el número de personas que viven con VIH en el mundo como demuestra el hecho de haber pasado de 27,9 millones en 2000 a 38,8 millones en 2015. Los nuevos informes confirman un ritmo lento en la disminución de nuevas infecciones por VIH, con una caída de solo un 0,7% al año, entre los 2005 y 2015, en comparación con la caída del 2,7% al año, entre 1997 y 2005.

En 2015, más de 2,5 millones de personas en todo el mundo se contagiaron con sida, una cifra que no varía en exceso con respecto a los 3,3 millones de personas que se infectaron en 1997. No obstante, las muertes por esta enfermedad han disminuido desde 1,8 millones en 2005, a 1,2 millones en 2015, según los expertos debido a la ampliación de la terapia antirretroviral.

El porcentaje de pacientes que viven con VIH y reciben tratamiento antirretroviral ha aumentado de forma muy importante entre 2005 y 2015. Del 6,4% se ha pasado a lo largo de la década al 38,6% para los hombres y del 3,3% al 42,4% para las mujeres. Sin embargo, puntualizan los expertos, la mayoría de los países aún está lejos de alcanzar el objetivo de ONUSIDA que se ha marcado como meta conseguir que para el año 2020 el 81% de personas infectadas reciban terapia antirretroviral.

España

Por lo que respecta a España, ha experimentado un incremento en el número de nuevas infecciones por VIH desde 2005. Los contagios han aumentado un 1,5% cada año de la última década, mientras que dicha tasa ha disminuido en la mayoría de los otros países de Europa occidental.

El número de nuevas infecciones por año ha pasado de cerca de 2.000 en 2005 a 2.350 una década más tarde, y el número de personas que viven con VIH ha aumentado de 126.520 a 130.330. Sin embargo, el número de españoles que mueren de sida ha disminuido constantemente desde un máximo histórico de 1.490 personas en 2005 a 820 el pasado año.

Rusia, casi 60.000 contagios en 2015 y con con mucha diferencia sobre las demás, Ucrania, España, Portugal, Reino Unido, Italia y Alemania son, por este orden, los países europeos con mayor número de nuevas infecciones, las tres cuartas partes de las cuales se han localizado en el África subsahariana.