domingo, 20 de marzo de 2016

Planificación familiar afirma que "todo el Sergas" incumple el protocolo de abortos

El director del COF de Orillamar asegura que ningún hospital gallego garantiza la asistencia de médico y matrona a quienes abortan a partir del segundo trimestre.

El director del Centro de Orientación Familiar (COF) de Orillamar, Xosé Vidal, y la psicóloga clínica, María Jesús Díaz, aseguraron ayer que la falta de asistencia médica y de matronas a las embarazadas que abortan en el segundo trimestre de gestación, algo que la Plataforma Galega polo Dereito ao Aborto denunció que ocurría en Materno de A Coruña, no es algo exclusivo de este hospital sino que se extiende a todos los centros del Sergas. "Ningún hospital del Sergas cumple con los protocolos internacionales. Después de revisar toda la bibliografía confirmamos que no coincide el protocolo que sigue el Sergas con los protocolos internacionales en estos casos", reconocía Vidal durante la presentación del balance de actividad del COF en 2015. La Fiscalía, sin embargo, ha archivado las diligencias informativas sobre este caso al no haber denuncias particulares.

"En los hospitales del Sergas estas mujeres no reciben la misma atención que en los casos de parto y creemos que esto es importante", explicó Vidal, quien añadió: "Llevamos años manteniendo reuniones periódicas para tratar de mejorar esta situación". La psicóloga María Jesús Díaz lamenta también que quienes aborten a partir de la semana 14 no cuenten con anestesia epidural y asegura que la falta de garantía de asistencia obedece a "una cuestión ideológica".

El personal del COF es el encargado de informar a aquellas mujeres que tienen que abortar en el segundo trimestre debido a una malformación o grave riesgo para la madre de las opciones que tienen: bien abortar en el Materno o bien acudir a una clínica de Madrid donde sí serán atendidas por personal médico y matrona, según el COF. "La mayoría de los 64 casos en 2015 decidió someterse al aborto aquí y menos de la mitad en Madrid", señaló Vidal.

En cuanto al balance asistencial de 2015, desde el COF se informó de que se atendieron 15.128 consultas de las que 7.112 fueron en el área de Ginecología. Vidal resaltó que la retirada de una plaza de ginecólogo en el COF del Ventorrillo ha incrementado la carga de pacientes en Orillamar. Las consultas de psicología clínica pasaron de 524 en 2010 a 669 en 2015 y la implantación de DIU, de 841 a 1.339. La concejala de Igualdad, Rocío Fraga, también aludió a este repunte al afirmar que las consultas de ginecología aumentaron "un 31%".

Por otra parte, el director del COF hizo balance del programa de abortos farmacológicos que se puso en marcha en marzo del pasado año. Este programa, que permite el aborto con este sistema hasta la septima semana y que proximamente se ampliará hasta la octava, fue el elegido por 56 mujeres, lo que supuso el 10% de todas las solicitudes registradas en el centro. "Lo importante es dar a conocer esta fórmula que tiene un índice de satisfacción en las usuarias similar al de la cirugía, el mismo índice de complicaciones e igual índice de éxito, del 99%. Las dos opciones están en el mismo plano", señaló.