viernes, 23 de diciembre de 2016

Cuestionan la adjudicación del servicio de atención sexual a jóvenes en Albacete

El concejal Manuel Martínez ha lamentado que este nuevo ejemplo evidencia que a Javier Cuenca “poco o nada le interesan los jóvenes de la ciudad”.

El concejal del Grupo Municipal Socialista Manuel Martínez ha lamentado este miércoles que “el alcalde de Albacete, en un ejercicio de irresponsabilidad flagrante, se desentienda de la educación sexual que reciben los jóvenes de la ciudad”, valorando el hecho de que finalmente, el contrato de gestión del servicio municipal de asesoramiento sexual a jóvenes ha sido adjudicado a una empresa, que “incluso los servicios  técnicos del Ayuntamiento dejan entrever en su informe, a través de la baja puntuación que han concedido a su proyecto técnico, que ni tiene la experiencia ni una trayectoria consistente para este fin, suspendiéndola contundentemente en este apartado, pues le han asignado solo 1,5 puntos de 5 posibles”.

Una nueva muestra, ha indicado el edil socialista, “de que a Javier Cuenca y su concejala de Juventud, María Gil, poco o nada les interesan los jóvenes de la ciudad y que poco o nada saben sobre juventud o sobre políticas de juventud. El servicio en cuestión, que se presta a través del Centro Joven Mª Llanos Martínez, de la calle Collado Piña, atiende cada año a una media de 4.500 jóvenes y durante los últimos 16 años se ha prestado a través de una asociación sin ánimo de lucro, ASEXORATE, que también concurrió al proceso de adjudicación del nuevo contrato, obteniendo, de hecho, la puntuación máxima en el apartado técnico del proceso de contratación”.

Esta situación, que una empresa sin experiencia en el ámbito del asesoramiento sexual a jóvenes y que suspende en su cualificación técnica finalmente haya obtenido el contrato es consecuencia directa, ha precisado el concejal del PSOE, del “empeño del señor Cuenca en otorgar los contratos a la empresa más barata, sin importarle lo más mínimo la calidad del servicio prestado o los derechos de los trabajadores adscritos al mismo”.

Para adjudicar este contrato, ha proseguido Martínez, “es decir, para ver qué empresa o entidad gestionaba algo tan sensible como la educación, atención y asesoramiento sexual a jóvenes en Albacete, se tenía en cuenta la cuestión económica al 95% y la calidad de servicio, planificación y profesionalidad al 5%.  Para el alcalde cómo se de la atención sexual pesa un 5% y cuánto me cobres por hacerlo un 95%”.

Asimismo, Martínez ha indicado que “a juicio del señor Cuenca, lo de menos es cómo se hable de sexo a los jóvenes, cómo se van a hacer las pruebas del VIH o cómo se vayan a entregar preservativos a jóvenes, porque una de las empresas, ASEXORATE, en estos conceptos, obtuvo una valoración por parte de los servicios técnicos del Ayuntamiento de 5 puntos sobre 5 puntos posibles, mientras que la empresa adjudicataria solo obtuvo 1,5, pero se ofrecía a hacerlo por menos dinero, 250 euros menos al mes, que es lo priorizan este alcalde y su Equipo de Gobierno. Cómo se preste el servicio a los ciudadanos es secundario, casi lo de menos, lo importante es el dinero, aunque el ahorro sea nimio”.

“¿Esto es eficacia?, ¿Esto es eficiencia en la gestión del dinero público?, ¿Qué un Ayuntamiento se ahorre 250 euros mensuales justifica que le adjudique el contrato a una empresa a la que el propio Ayuntamiento suspende en su proyecto técnico? Es decir, que el propio Ayuntamiento expresa sus dudas más que razonables sobre su capacidad para prestar correctamente el servicio?”, se ha preguntado el edil socialista.

El Ayuntamiento, ha añadido, “debe cambiar de una vez por todas el criterio de contratación y no debe primar únicamente el precio del servicio puesto que, en demasiadas ocasiones, se da la paradoja de adjudicar servicios a empresas sin experiencia y sin garantía alguna de que puedan prestarlos de forma correcta, solo porque su oferta es unos euros más barata”.

Por último, Martínez ha expresado el reconocimiento del Grupo Municipal Socialista a la “excelente labor realizada por ASEXORATE durante 16 años al frente del servicio de atención sexual a jóvenes, un servicio que además de lo que el Ayuntamiento abonaba, las y los profesionales de la asociación invertían parte de su tiempo de forma voluntaria y sus recursos propios en mejorar el servicio con más pruebas de VIH o de embarazo, ofreciendo charlas en institutos e incluso, con la visita de un profesional médico cada semana. Esto se pierde con la actual adjudicación, ya que eran cuestiones que realizaba ASEXORATE con recursos propios o a través del voluntariado. Esperamos que la nueva empresa desarrolle el servicio con estándares de calidad, pero advertimos que vamos a estar pendientes de su ejecución, puesto que no vamos a permitir que el austericidio del señor Cuenca ponga en riesgo la educación sexual de nuestros jóvenes”.