viernes, 2 de diciembre de 2016

Cuándo deben empezar los adolescentes a tener sexo. Este vídeo explica las enfermedades de transmisión del VIH

Hace 32 años que se descubrió el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) y todavía hoy no hemos logrado frenar la pandemia. En 2015, 2,1 millones de personas en el mundo se infectaron con el VIH, según los últimos datos de Cruz Roja. De ellos, 150.000 eran niños y niñas. Y, además, en España, cada año 1.000 jóvenes lo contraen. A pesar de que la enfermedad del sida (empeoramiento de la infección por VIH) ha pasado en este tiempo de ser mortal a tener un tratamiento efectivo, las cifras indican que todavía queda mucho por hacer. Una de las armas más accesibles para prevenirla es la educación sexual desde la preadolescencia. 

¿Cómo y cuándo educar?.

"La clave está en empezar a educar sobre estos temas antes de los 8 años", dice Teresa de la Iglesia, psicóloga responsable del programa de VIH Sida de la Cruz Roja de Salamanca. "La educación sexual debe ser temprana y debe seguir una línea que sea eficaz para que los adolescentes no corran riesgos y pidan ayuda en caso de que lo necesiten. Es una de las herramientas claves para prevenir enfermedades", explica la especialista.

El VIH avanza en España a un ritmo de diez nuevos casos al día
En esta línea, Estefanía Garrido, referente del programa de educación para la salud de Cruz Roja juventud en Ávila, señala que "la educación sexual como método de prevención es fundamental por la mala información que tienen los jóvenes españoles sobre las enfermedades de transmisión sexual". "Hemos detectado que en la población joven de España hay muchos mitos, prejuicios y estereotipos sobre el sida. Por eso es importante hacer un trabajo desde las aulas para entregar herramientas y recursos necesarios a los adolescentes para prevenir el VIH".

Hay que reconocer, siendo honestos, que muchas veces ciertas preguntas de los más jóvenes pueden ser incómodas para padres y profesores, impidiendo que la comunicación sea fluida en temas de sexualidad. Pero hay solución. Aparte de educar en las aulas, proyectos como Amaze.org buscan también facilitarles las respuestas. La iniciativa consiste en un canal de YouTube que ofrece vídeos sobre sexualidad y tiene más de 330.211 visualizaciones. Una plataforma que puede resultar muy útil para los adolescentes y que merece una mención este jueves, jornada en la que se celebra el Día Mundial Contra el Sida.

Con el lema Más información. Menos incomodidad, la iniciativa estadounidense, producida por las organizaciones Advocates for Youth, Answer y Youth Tech Health, busca atraer a adolescentes de entre 10 y 14 años que tienen dudas o que están empezando a vivir estas experiencias. A través de videos animados, explicaciones fáciles y un lenguaje sencillo se explican temas como el ciclo menstrual; el conocimiento del cuerpo; la identidad de género; los métodos de prevención de embarazo, y las enfermedades de transmisión sexual. Expresándome a mi manera, ¿Cuándo voy a estar listo? ¿Cuándo debo tener sexo?, Hablando de educación sexual con Jane, ¿Cómo se forma una erección? o Senos y más son algunos de los títulos de los vídeos de tres minutos de duración que los adolescentes pueden encontrar en la plataforma.

“Muchas veces a los padres les da vergüenza hablar de sexo con sus hijos o les falta información para responder a las preguntas que los adolescentes les hacen. Por el otro lado, los jóvenes intentan hablar de las relaciones sexuales con sus padres, pero a menudo también se sienten incómodos porque las preguntas mismas pueden crear malas reacciones por parte de sus progenitores”, explica a De Mamas & De Papas, la directora de la división internacional de Advocates for Youth, Nicole Cheetham. “La mayoría de las plataformas en EE UU que dan información sobre la salud sexual y reproductiva se dirige a jóvenes desde los 15 a los 24 años. Desde nuestro portal, ofrecemos una educación diferente, con videos animados, mientras que otros medios solo utilizan recursos escritos a través de sitios web, libros o folletos”, prosigue Nicole Cheetham.

El proyecto eligió YouTube como canal de distribución por el uso masivo que los adolescentes hacen de esta plataforma. “Hasta ahora, los jóvenes que se están informando sobre este proyecto parecen apoyar la idea de que YouTube es una buen sitio para ubicar la información sexual”, afirma Cheetham. "El conflicto que existe con los medios visuales como YouTube es la falta de un filtro en la información a la que acceden chicos y chicas", añade la psicóloga De la Iglesia. Por su parte, Garrido destaca que "aprovechar los medios que utilizan los jóvenes es la forma más efectiva de sensibilizar sobre los temas de prevención".

Mensajes inclusivos para LGTB

El proyecto Amaze.org también está dirigido a jóvenes de la comunidad del LGTB. En EE UU, el porcentaje de adolescentes entre 14 y 18 años que se identifica como gay o lesbiana es de un 2%, como bisexual, un 6% y los que no saben, un 3%, según los últimos datos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. Dar buena información sexual a la comunidad gay es importante, ya que todavía hoy la vía de transmisión más frecuente del VIH en España es la sexual; se da en un 79% del total de casos (el 53,6% en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres), según datos del Ministerio de Sanidad.

“Los mensajes que usamos para llegar a este sector son mensajes inclusivos y de aceptación, entre los que se encuentra información sobre la orientación sexual e identidad de género”, explica Cheetham que, además, sostiene que "diversos estudios han demostrado que este tipo de mensajes ayudan a postergar el inicio de las relaciones sexuales y a aumentar el uso del condón entre jóvenes que ya son sexualmente activos".
En este aspecto, la psicóloga De la Iglesia enfatiza en la importancia de que este tipo de programas de educación sexual y prevención también lleguen al colectivo LGTB. "Los jóvenes gais y lesbianas también ven los contenidos de YouTube. Es fundamental que estos programas sean dirigidos para todo tipo de personas. Es una buena manera de educar y de trasmitir valores".

El proyecto Amaze.org tiene como próximos objetivos expandirse a Latinoamérica y doblar los vídeos al español para el público hispanoparlante interesado en estos temas.
Día Mundial del Sida: La educación sexual se retransmite en YouTube
Amaze.org, dirigido a los adolescentes, explica la sexualidad con ilustraciones y animación para que padres e hijos resuelvan sus dudas

INTRODUCCIÓN A LA EDUCACIÓN SEXUAL EN ESPAÑA

Este tipo de programas para adolescentes nos trae a la memoria la serie infantil española, nominada a los premios Emmy, Pregúntale a Lara, creada en 2012 por Mercedes Marro. La coproducción entre Tomavistas, TV3 de Cataluña y la BBC de Inglaterra es uno de los primeros ejemplos en el país de cómo acercar a menores los temas que ocurren durante la pubertad, enfocado a los cambios que se producen tanto a nivel físico como emocional.

La serie televisiva se basa en la historia de una chica que empieza la secundaria y que entra en la adolescencia. “En estas edades, los chicos empiezan a ocupar un espacio importante del mundo de las chicas y viceversa, así que no nos costó mucho ver el ajuste como algo positivo: la oportunidad de ver el punto de vista desde ambos géneros”, señala Mercedes Marro que agrega que el programa solo era una “pincelada” de información para abrir estos temas con educadores.

“Con Pregúntale a Lara nunca hemos tenido la intención de enseñar conceptos académicos, sino de abrir una ventana a los preadolescentes a través del entretenimiento. Que sientan que no están solos, que todos los de su edad pasan por lo mismo y que todas las reacciones son válidas ante los terremotos que les vienen encima”, argumenta Marro.
El programa, que contó con el asesoramiento del Hospital Sant Joan de Deu, se difundió por televisión en abierto, especialmente en las cadenas públicas. La directora opina que YouTube es también un buen medio para difundir información sexual para los jóvenes. “Gracias a esta plataforma nuestra serie se ha propagado mucho en América Latina y comienza a hacerlo en Estados Unidos”, agrega Marro.