miércoles, 13 de julio de 2016

Menores y adultos trans exigen el derecho a vivir de acuerdo a la sexualidad sentida

La Asociación de Familias de Menores Trans de Galicia (Arelas) y el colectivo TransForma celebraron ayer en Santiago el II Orgullo Trans Galego con una marcha desde la plaza del Obradoiro al Toural para visibilizar la diversidad, exigir el derecho a vivir de acuerdo a la sexualidad sentida y reclamar la despatologización de la transexualidad. “Queremos dicir ben forte que os menores trans existen e reclamar o máis básico: o seu dereito a ser e a expresarse como realmente se sinten, porque case sempre as súas propias familias e a sociedade os invisibilizan”, indicó Cristina Palacios, presidenta de Arelas. 

Durante la lectura del manifiesto se hizo una especial llamada de atención sobre el acoso escolar que sufren los menores trans y se reclamó la despatologización de la transexualidad, porque, recuerda Palacios, “aínda hai que pasar por un psicólogo e por un psiquiatra para poder acceder a calquera tratamento ou para poder modificar legalmente o teu nome”. Arelas y el colectivo TransForma demandan un ley gallega de identidad sexual que garantice todos los derechos de las personas transexuales.