lunes, 11 de abril de 2016

La desigualdad territorial marca acceso a anticonceptivos de larga duración

El acceso y financiación de los métodos anticonceptivos reversibles de larga duración (LARC, por sus siglas en inglés), como el DIU o el inyectable trimestral, se caracteriza por la desigualdad territorial en nuestro país, según la Sociedad Española de Contracepción (SEC).

La desigualdad que existe por regiones en la prestación de estos anticonceptivos es uno de los asuntos que se abordan en el decimotercer Congreso de la SEC, que se celebra hasta el próximo viernes en Málaga, según ha explicado hoy su presidente, José Ramón Serrano.
En una encuesta realizada entre los socios de la SEC, que trabajan en contracepción en numerosos puntos de España, se trató de conocer las posibilidades de acceso de las mujeres a estos métodos y los profesionales que facilitaban tal prescripción.

Serrano ha llamado la atención sobre la "desigualdad total" que existe y ha apuntado que "depende de en qué comunidad, provincia o, incluso, barrio para que haya un acceso directo o se sufra una verdadera carrera de obstáculos para acceder a algunos métodos anticonceptivos".

Ello está "en contra de lo establecido en la vigente Ley de Salud Sexual y reproductiva", ha añadido Serrano.

El presidente de la SEC ha apuntado que un tercio de la población que ha sufrido una interrupción del embarazo ya había sufrido otras con anterioridad, por lo que es un sector para el que se aconseja el empleo de estos anticonceptivos, por su seguridad y porque se pueden insertar en el mismo acto quirúrgico de la interrupción.

Por su parte, la coordinadora del programa Salud Sexual y Reproductiva de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha indicado que la consulta realizada entre los sanitarios evidenció que el uso de los métodos LARC en España está en torno al 7 por ciento.

La doctora ha afirmado que son métodos seguros y eficaces que no están sometidos a la facultad de la usuaria para utilizarlos y ha aconsejado su potenciación para lograr una salud sexual positiva y una anticoncepción eficaz en cualquier territorio.

Ha incidido en que la distribución por comunidades es "tan desigual que, incluso, en las propias ciudades no es equitativa y depende del barrio en que se resida", y ha agregado que la financiación "tampoco es la misma" en todas las comunidades, ciudades y zonas residenciales.

El doctor Ezequiel Pérez, asesor del Comité Técnico para la elaboración de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva de la Consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana, ha insistido en la elevada efectividad y seguridad de los anticonceptivos reversibles de larga duración.

Pérez ha resaltado los segmentos poblacionales que pueden beneficiarse especialmente de estos métodos, como las adolescentes, por su facilidad de uso, comodidad y alta efectividad, y las mujeres de más de 40 años.

Sobre estas últimas, ha explicado que, a pesar de que ya pueden parecer adiestradas en la anticoncepción, muchas no tienen en cuenta la importancia de que mientras hay regla existe riesgo de embarazo, aunque sea menor la efectividad.

En España hay un buen perfil de utilización de métodos anticonceptivos, pero un 9 por ciento de mujeres, casi un millón, en edad fértil acaban estando en riesgo de embarazo no deseado, ya sea por un mal uso o por uso inadecuado, según los datos de la SEC.