miércoles, 20 de abril de 2016

El acceso sin receta a la píldora del día después reduce los abortos un 13%

Un total de 3.906 interrupciones voluntarias de embarazos hubo en Málaga en 2014 frente a las 4.515 registradas en 2013.

Las interrupciones voluntarias de embarazos (IVE) se redujeron un 13 por ciento en la provincia de Málaga en 2014 respecto a 2013. La causa principal fue el mejor acceso a la píldora del día después (un método contraceptivo de urgencia), que se puede comprar en las farmacias sin receta médica. Otro motivo que está detrás de la disminución de los abortos voluntarios es que la crisis económica que ha sufrido España ha supuesto una disminución de las mujeres inmigrantes, (han regresado a sus países de origen), un grupo que apenas recurría a la planificación familiar, hecho que favorecía embarazos no deseados. Esas conclusiones se ofrecieron ayer en el seno del XIII congreso de la Sociedad Española de Contracepción (SEC).

En 2014 se produjeron 609 interrupciones de embarazos menos en la provincia de Málaga que en 2013 (reducción del 13 por ciento). Así, se pasó de 4.515 a 3.906. La disminución global de Andalucía en ese periodo fue del 10 por ciento, según manifestó ayer la directora general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, Remedios Martel, que hizo esas afirmaciones en la inauguración del congreso de la SEC.

Martel señaló que en Andalucía, en el tema del aborto, hubo una tendencia al crecimiento constante hasta que en 2011 se frenó. En 2014 se produjeron 18.032 interrupciones voluntarias del embarazo, cifra que supone un descenso del 10 por ciento en relación con 2013 (20.578), precisó la dirigente sanitaria. Martel hizo hincapié en la trascendencia para la salud pública de haber regulado las interrupciones voluntarias de embarazo, «que en Andalucía se garantizan a través de conciertos con centros acreditados».

El XIII Congreso de la Sociedad Española de Contracepción, que se desarrolla en el Palacio de Ferias y Congresos, se abrió oficialmente con un acto en el que, además Remedios Martel, participaron Julio Andrade, concejal de Turismo del Ayuntamiento de Málaga; María Jesús Alonso, presidenta del congreso; José Ramón Serrano, presidente de la SEC, y Edgar Iván Ortiz, presidente de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (FLASOG).

Martel destacó el compromiso de la Junta en la defensa de los derechos sexuales y reproductivos, con especial énfasis en la población más vulnerable. «El compromiso se ha materializado fortaleciendo el conjunto de prestaciones y servicios del sistema sanitario público de Andalucía. La falta de acceso a la salud sexual y reproductiva no sólo constituye un importante problema de salud pública, sino una vulneración de los derechos humanos, porque es un gran obstáculo para alcanzar el bienestar social y económico», aseguró la directora general.

Martel reconoció que uno de los grandes retos actuales es el manejo de los anticonceptivos reversibles de larga duración. «Los implantes se han introducido con éxito en los programas de anticoncepción. Antes de ofertarlos a todas las mujeres, los servicios de salud deben cumplir criterios de calidad en su manejo y asegurarse de poder mantener a largo plazo la atención a estas mujeres», dijo.